¡Deja de pedirle peras al Olmo!. Psicologos CDMX

¡Deja de pedirle peras al Olmo!

noviembre 4, 2015
En algún momento de tu vida te has preguntado: “¿Por qué ‘x’ persona no puede ser de tal o cual forma?, o, ¿por qué ‘y’ persona no es como tú?” O bien, llevamos estos cuestionamientos a nuestra cotidianeidad: “¿Por qué mi esposo/a no puede ser (de esta forma)?, ¿por qué mi hija/o no hace las cosas como quiero que las haga?, ¿por qué mis padres no son de otra forma?, ¿por qué mi jefe o subordinados en el trabajo no hacen las cosas como yo esperaría o como se los indico?”.
Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

En nuestra vida cotidiana pasamos mucho tiempo en este tipo de diálogo y discusión interna en el que aparecen quejas, frustraciones y necesidades que les queremos imponer a los demás; y no nos damos cuenta que esto sólo es manifestación de nuestros propios miedos, formas defensivas y patrones automáticos que dan cuenta de la forma en la que nos relacionamos con los demás y con nuestro entorno.

Y si en algún momento te has dicho: ¡Deja de pedirle peras al Olmo! Entonces estás en la dirección adecuada pues lo que este adagio popular nos indica es que cada persona tiene un estilo diferente al nuestro en su capacidad de respuesta; querer que respondan en torno a lo que uno quiere o necesita, sólo conducirá inevitablemente a la frustración.

Por lo tanto, te preguntarás, ¿pero cómo puedo dejar de pedir peras al Olmo?, si en toda ocasión en la que lo he intentado no ha resultado. En este artículo te presentaré una herramienta a través de la cual podrás identificarte a ti mismo y a los que te rodean, de forma que podrás profundizar en el conocimiento de ti mismo y en la comprensión de los otros. Esta herramienta se llama Eneagrama.

Pero, ¿qué significa Eneagrama?, la palabra es de origen griego y se compone de dos partes. La primera es ennea que significa nueve y la segunda es gamma que significa puntos. Y gráficamente se observa así:

Las nueve puntas corresponden a nueve tipos de personalidad que se identifican y grafican dentro de un círculo, figura que da la idea de movimiento y por lo tanto, de interacción.

Las nueve personalidades se relacionan entre sí desde las emociones desequilibradas (vicios) o desde la virtud. Y lo que permite el eneagrama es la oportunidad de identificarse y por lo tanto, conocerse a sí mismo y a los demás.

El eneagrama permite reconocer los patrones automáticos, las emociones típicas, los miedos, las huellas familiares, los estilos de comunicación, la forma en la que te relacionas. Es un sistema de reconocimiento del sí mismo, también apoya a la comprensión de los demás, lo cual permite generar relaciones más armoniosas. Provee la información para identificar los propios sentimientos, las necesidades y los rasgos de vinculación propios y ajenos de forma que pueda haber un discernimiento de los potenciales, virtudes y diferencias de cada persona. Provee la oportunidad de ir del juicio y prejuicio, al entendimiento y aceptación, para mejorar la calidad de las relaciones que se entablan; pues da la oportunidad de asumir al otro desde su perspectiva y esto genera una conexión real, un vínculo sano.

El propósito principal del eneagrama es descubrir, identificar y hacer conciencia del tipo (eneatipo) al que pertenecemos cada uno, para descubrir así nuestra compulsión o vicio, para y aprender a trabajar sobre ella, a fin de lograr mayor conocimiento del “sí mismo” y en consecuencia, conocer y comprender a los demás de forma que nunca más, pidas peras al Olmo.

Los eneatipos están identificados por un número del 1 al 9, y existen diferentes nomenclaturas para designar a cada eneatipo, ya sea con base en su emoción dominante o bien, en función de la virtud que encierra ese eneatipo. Para este artículo tomaré la virtud de cada eneatipo: 1. El reformador, 2. El colaborador, 3. El ejecutor, 4. El creativo, 5. El observador, 6. El cuestionador, 7. El optimista, 8. El protector, 9. El Mediador.

Las nueve personalidades, van en un orden correlativo desde el 1 hasta el 9. Es necesario asumir que ningún eneatipo es mejor que otro y más bien, comprender que cada personalidad posee su necesidad, su motivación, su trampa, compulsión o vicio, su mejor desarrollo, su desarrollo ordinario, su mecanismo de defensa, su estilo de comunicación, su virtud, su palabra clave, su pregunta predominante en la vida, su verbo, sus afinidades profesionales, sus ilusiones, su comunicación verbal, su gestualidad, su uso especial del espacio, su relación con el tiempo, su forma de cuerpo y su estilo de arreglo personal. Entonces, si uno identifica su eneatipo puede alcanzar la máxima: “Conócete a ti mismo”, y así llegar a la aceptación de uno, y en consecuencia aprender del otro, comprender al otro y aceptar al otro.

Daré una muy breve reseña de cada eneatipo y es posible que con esta somera información puedas identificar qué eneatipo habitas:

  1. El Reformador es muy trabajador, ético, que busca mejorar su entorno en toda ocasión. Es exigente consigo mismo y con los demás. Su “vicio” es la ira cuando las cosas no salen como quiere o planea que se lleven a cabo.
  2. El Colaborador es agradable, cariñoso, complaciente. Le gustan las relaciones humanas, no sabe decir “no”. Necesita que los demás lo necesiten. Su “vicio” es el orgullo pues siente que él/ella no necesita nada de los demás, pero los demás necesitan todo de él/ella.
  3. El Ejecutor es carismático, aparenta seguridad en sí mismo, quiere brillar en todo lo que hace. Es muy trabajador, busca el prestigio y la admiración de los demás. Su “vicio” es la vanidad pues siempre quiere impresionar a los demás.
  4. El Creativo es muy sensible, artístico. Siente la intensidad de la vida. Puede tener cambios de humor muy repentinos, ir de la alegría extrema a la melancolía profunda. Su “vicio” es la envidia pues sienten que la alegría de los demás es su mayor desgracia. Siente que le falta algo siempre para ser feliz.
  5. El observador quiere entender por completo cómo funciona el mundo, por lo cual es muy analítico, racional, tiene una mente muy clara. Su “vicio” es la avaricia pues se retrae fácilmente tiende a aislarse y observar.
  6. El Cuestionador es comprometido, trabajador, disciplinado, precavido, se cuestiona todo. Es cauteloso, aprensivo, mantiene una alerta constante. Su “vicio” es el miedo pues ante su duda y cuestionamiento de todo tiene miedo de la vida.
  7. El Optimista busca lo nuevo, positivo y alegre en la vida. Trata de olvidar lo que le causa sufrimiento y dolor en la vida. Tiene una mente muy ágil y le gustan las aventuras. Su “vicio” es la gula pues se quiere “comer al mundo”, probar de todo y no perderse de nada.
  8. El Protector busca ser poderoso, tener el control de su terreno. Es protector, generoso, asertivo y directo. Es agresivo, rebelde, no conoce los límites. Su “vicio” es la lujuria pues no conoce los límites, la culpa ni el miedo.
  9. El Mediador es adaptable, sencillo, complaciente, muy querido por todos. Evita conflictos a toda costa, es diplomático, rara vez se enoja, es pacífico y tiende a soñar despierto. Su “vicio” es la pereza pues se pierde en su mundo de ensueño y deja de hacer en el terreno de la realidad lo que tiene que hacer.

¿Quisieras saber a cuál tipología perteneces y por qué?, ¿te gustaría saber cuál es tu emoción dominante?, ¿te gustaría trascender tus ideas y creencias limitantes, ¿te gustaría saber qué tipología son las personas importantes en tu vida y así comprenderlas, respetaras y amarlas? Ven y descúbrelo en este espacio de conocimiento a través de sesiones terapéuticas en CAPI. Serás bienvenido al descubrimiento de tu real ser.

Psic. Arianet Rosales Montiel

Psiclóloga Cllínica, Tanatlóloga, Psicoterapeuta Corporal

Especialista en terapia individual (adolescentes, adultos y tercera edad)
Enfoque: Humanista. Piscoterapia psicocorporal

N° de cédula: 4593570

Psicóloga Clínica egresada de la Facultad de Psicología de la UNAM. Titulada con mención honorífica, cursó un diplomado en Tanatología por el INMEXTAC. Tiene una especialidad en terapia psicocorporal por el Centro Yollocalli; así como experiencia en el abordaje de adicciones, trastornos de alimentación, depresión y codependencia en Avalon. Ha trabajado en investigaciones dentro del IMSS, el tema de violencia intrafamiliar y de pareja. Ha realizado acompañamiento institucional y privado con un equipo interdisciplinario con médicos psiquiatras, psicoanalistas y terapeutas de otras corrientes. Cursó además un seminario de pareja bajo un enfoque psicoanalítico. A la fecha se encuentra en estudios para la aplicación de técnicas de meditación para distintas afecciones o padecimientos.
Actualmente realiza talleres, da cursos y conferencias con diversos temas para estudiantes, padres de familia o personas que se encuentran en el desarrollo y equilibrio de sí mismos. Es especialista en la Clínica de Atención Psicológica Integral, CAPI.

Deja un comentario
noticias
José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
Tel. 55 5698 5624
Derechos Reservados ® CAPI
Psicologos CDMX
Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
No contamos con sucursales.
dudas
dudas