Reconstruyendo nuestras emociones. Psicologos CDMX

Reconstruyendo nuestras emociones

octubre 9, 2017
¿Qué hago con mis emociones después de los eventos de septiembre 2017, en México? El pasado mes de septiembre tuvimos la experiencia de sentir 3 sismos en la Ciudad de México, que han tenido diferentes repercusiones tanto a nivel social, como familiar e individual. Si bien hubo un movimiento en el exterior, también hubo un movimiento a nivel interior en todas las personas que lo vivimos, esto es, en nuestras emociones. Y si algunos ya veníamos lidiando con nuestro día a día, algunos problemas de nuestra vida o cuestiones importantes, estos sucesos pueden llevarnos a una sobrecarga y un exceso de tensión, frente al cual, a veces ya no podemos hacer frente.
Tiempo estimado de lectura: 8 minutos

Reacciones esperadas ante un hecho extraordinario

Puede sentirse con mucho sueño o dormir poco, estar en un estado de alerta constante, tener la sensación de que está temblando o de que escucha la alerta sísmica, que su corazón se acelere o la respiración se altere, sentir angustia, sentirse desorientado o poco conectado con el exterior, tensión en el cuerpo, llanto fácil y un abanico de emociones sin saber bien por qué surgen o estar de malas constantemente. En los niños además, puede pasar que, si ya habían logrado ciertas metas en su desarrollo, ocurra un brinco hacia atrás y que por ejemplo: quieran dormir con sus papás o que se hagan pipí cuando ya no lo hacían.

Todas estas son reacciones que se esperaría que todos los que vivimos estos eventos, las tengamos en algún grado y en cierto momento. Son respuestas esperables frente a eventos extraordinarios que rebasan la capacidad de la mente para procesarlos. Conforme pasan los días, estas sensaciones van cambiando y depende de lo que se haya vivido y de cada persona; pero se consideraría que vamos retomando nuestra vida, nuestras relaciones y nuestras actividades.

Si persiste una incertidumbre ante el futuro y le da miedo retomar sus actividades, como: no querer ir de nuevo a la escuela, al trabajo o no sentirse seguro en el hogar; es decir, si le inhabilita y paraliza lo que siente, entonces es muy importante buscar ayuda de un especialista.

No hay un día determinado para sentir alguna de estas reacciones y depende mucho de cada persona y de su historia, pero es importante poder elaborar y no negar los eventos y las experiencias, por más que sean difíciles, en la mente propia.

Necesitamos información útil

Es importante que tenga información, pero información útil; la cual como pudimos comprobar, es bastante cuestionable muchas veces, en los medios de comunicación y las redes sociales.

Cuide mucho el no estar expuesto a las noticias trágicas o escenas de destrucción constantemente; es como con la comida: lo que meta a su cuerpo, en eso se convierte. Y si usted mete eso a su mente, se va a quedar en un estado de destrucción, de inquietud e inseguridad.

Hay que bajar los mensajes alarmistas y darnos un tiempo para corroborar información actualizada que podamos considerar útil compartir.

¿Sabes por qué tiembla? 

Miguel Ángel Santoyo, sismólogo de la UNAM dice: “La tectónica de placas es la productora de la geomorfología de la Tierra y es gracias a esta que tenemos corrientes oceánicas, que circulan por todo el planeta, clima, atmósfera y los mecanismos que generan lluvias y vientos. Si no existiera esa dinámica planetaria, no habría vida en la Tierra, al menos no como la conocemos. La vida se sostiene en parte por la tectónica de placas, para que entre otros factores pueda haber montañas y no se aplanen con los efectos erosivos del agua, el Sol y la lluvia. De no ser por esta dinámica, todo estaría detenido”.

Hay una acumulación de energía en las placas tectónicas y cuando va liberándose, produce choque de las placas y entonces, hay un temblor.

¿Por qué afectó más un sismo de 7.1 que uno de 8.2?

Imagine que avientan una gran piedra en el centro de una alberca donde hay varias personas. La persona que está más cerca de ella, sentirá la fuerza del movimiento del agua con mayor intensidad, mientras que la persona que está en la orilla sentirá olas suaves. El sismo del 7 de septiembre tuvo su epicentro en Chiapas; mientras que el del 19 fue en Morelos.

¿Cómo reconstruir nuestras emociones?

Lo primero es que esté bien usted, sí: usted. Como dicen en el avión: “Primero se pone usted la máscara, para después ponérsela al niño que tiene a su lado”. ¿Y luego quiénes? Pues sus seres queridos; ya que difícilmente va a poder sentirse con la tranquilidad emocional para estar en otros temas o ayudando a otros, si tiene el pendiente de alguien importante para usted.

Fue impresionante ver la unión, la fuerza y el apoyo de la sociedad civil en general y de los jóvenes en particular; pero también hay que recordar que vamos a necesitar continuidad y constancia, con una ayuda que podamos brindar a lo largo de meses o años.

Trabaje, haga ejercicio, lleve a cabo actividades que le gusten, que disfrute. Necesitamos generar endorfinas y una gran cantidad de energía de vida, para contrarrestar estos eventos.

Ayude, al ayudar a otros, se ayuda usted; y al ayudarse usted, está en condiciones para ayudar a otros.

Material para trabajar con niños:

Es importante que los niños vean a los adultos como figuras fuertes, que pueden protegerlos. Un niño no sabe qué hacer con la angustia propia más la angustia de un adulto. Por lo que es importante que los adultos podamos revisar cómo nos sentimos, y si no estamos pudiendo con nuestras emociones, entonces es importante buscar a un especialista que nos ayude.

Cuidemos de responder a la necesidad o inquietud de los niños y no a la nuestra. Poder indagar cuál es su angustia y enfocarnos en ella, utilizando un lenguaje y una explicación acorde con su edad.

Algunos de los materiales para poder abordar el tema del sismo con los niños son:

  • Cuando la Tierra se movió.
  • Listo Calixto se prepara para los terremotos.
  • Tinka y Juan. El día que la tierra se movió.
  • Rearmemos la vida de los niños y niñas, Guía para la familia de UNICEF.
  • El Cuento: El día en que todo se movió, de Pixelatl.

Estos y otros materiales los puede encontrar en internet, o bien, en CAPI le podemos apoyar para que los pueda tener.

Protección y seguridad

Es importante poder aprender de las experiencias, por más difíciles que sean y realizar acciones que nos ayuden a sentirnos más tranquilos para hacerles frente, situaciones como: quedarnos sin trabajo, accidentes, enfermedades, sismos (ya que vivimos en una zona sísmica), inundaciones (que vivimos en este año), pérdidas. Son experiencias que forman parte de la vida, pero que, si tenemos mejores herramientas para enfrentarlas, podremos sentirnos con menos inseguridad. La responsabilidad sería a nivel social, familiar e individual, ¿En qué, por ejemplo?:

  • ¿Qué pasa con la basura que tiramos en la calle y que va bloqueando las coladeras en épocas de lluvia?
  • ¿Habría posibilidad de revisar la alarma sísmica y ver si puede conectarse en otros puntos del país, ya que, en un sismo con epicentro en Morelos, no nos va a avisar con anticipación como sucedió el 19 de septiembre?
  • ¿Sabe si está viviendo, trabajando o estudiando en un lugar que tenga una construcción y con materiales que puedan resistir eventos como los que vivimos en el mes de septiembre? Por ejemplo, expertos dicen que no debemos construir con adobe, ya que éste es un material frágil frente a los sismos.
  • ¿Cuáles son sus ahorros, cómo los maneja y cuánto tiempo podría estar sin trabajar?
  • ¿Cuenta con algún seguro o plan en caso de enfermedad o accidente?
  • ¿Tiene tus papeles importantes en un lugar seguro?
  • ¿Hay un plan con su familia de cómo van a comunicarse y dónde se van a reunir en caso de alguna emergencia?

No es que se alarme, si no que pueda considerar eventos a los que todos estamos expuestos y sí, que pueda ir adquiriendo herramientas para su tranquilidad, al ir teniendo acciones que le van a ayudar a usted y sus seres queridos.

La historia del colibrí

En estos días alguien me contó una historia que agradezco bastante, me parece muy oportuno en relación a la ayuda que podemos brindar y a las acciones que nos tocan hacer y quisiera compartirlo con ustedes: Estaban los animales en el bosque cuando se generó un incendio cerca de donde ellos se encontraban y todos corrieron espantados para ir del otro lado del río. El colibrí voló rápidamente hacia el río y tomó con su pico el agua que pudo, fue a donde estaba el fuego y la aventó, regresó al río por más agua y volvió al fuego para aventarla. Cuando fue por la siguiente vuelta, los animales que lo habían visto, desconcertados le preguntaron:

—¿Qué haces?”

A lo que él respondió:

—Mi parte.

Ni más, ni menos.

Yo me pregunto: ¿Qué es lo que pasaría si todos nos dedicáramos responsablemente a hacer la parte que nos toca para crear un mundo mejor para habitar, con la naturaleza, con la sociedad, con los que nos rodean y con nosotros mismos?

CAPI. Clínica de Atención Psicológica Integral

Deja un comentario
noticias

psicologos cdmx, psicologos por internet
José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
Tel. 55 5698 5624
Derechos Reservados ® CAPI
Psicologos CDMX
Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
No contamos con sucursales.
dudas