En busca de nuestro niño interior, un acercamiento a los niños de casa. Psicologos CDMX

En busca de nuestro niño interior, un acercamiento a los niños de casa

octubre 2, 2019
¿Alguna vez has recordado tu infancia mientras ves jugar a tus hijos? ¿Has recordado lo mucho que disfrutabas los dulces a su edad?
Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

Recordar es volver a vivir y… ¿quién no quisiera volver a vivir esos momentos de nuevo? Reconectando con ese niño a través de las memorias, entendiendo las necesidades que tenía ese niño ese momento, sus gustos, miedos, logros y sueños, podemos reconectar con ese niño interior que vive en nosotros ayudándonos a empatizar y comprender mejor el universo de emociones y necesidades que tienen los pequeños que ahora nos necesitan en casa, nuestros hijos.

Conectando con ese niño interior o con nuestra propia infancia, podremos brindarle un mejor ambiente a nuestros hijos en casa, el ambiente que tal vez ese niño interno hubiese querido y necesitado, dándonos cuenta que muchos de los errores que hoy en día comentemos en la educación de nuestros hijos son los que en algún momento llegaron a cometer nuestros padres con nosotros.

Como padres es importante entablar una relación entre padres e hijos de amor y confianza y qué mejor forma de entablar este vínculo que con el juego.

¿Por qué no jugar los juegos que a ti te gustaban en tu infancia con tu hijo? y ¿por qué no jugar los juegos que hoy en día a él le gustan? y de esa manera crear un vínculo con nuestros hijos, ya que a través del juego según Greenspan (1998) “La personalidad de un niño emerge de la relación dinámica entre sus interacciones con las personas que se encargan de su crianza. Estas interacciones cuentan con la influencia tanto de la naturaleza como de la crianza, tienen vida propia.

En cada etapa de desarrollo un niño tiene diferentes necesidades, y hay ciertas experiencias que pueden ayudarle a dominar esa etapa en particular y otras experiencias que pueden crear obstáculos.”

Así que en cada etapa del desarrollo de tus hijos tienes un gran ayudante para poder entender las necesidades de ese momento, ¡tú mismo! recuerda preguntarte siempre:

¿Si te tuvieras como padre, te sentirías cercano como hijo?

Recuerda la relación que tenías con tus padres durante tu niñez de los 3 a los 10 años:

De 3 a 6 años

  • ¿Recuerdas tu primer día de escuela en el kinder?
  • ¿Quién te arregló?
  • ¿Lloraste o te pusiste contento al entrar a clase?
  • ¿Te hicieron lunch o te compraron algo?
  • ¿Quién fue por ti al terminar las clases?
  • ¿Platicabas de regreso a casa sobre tu día?
  • ¿Cuál era la rutina diaria a la ida y regreso de la escuela?
  • ¿Hacías tarea?
  • ¿Tenías tiempo para jugar?
  • ¿Jugabas solo o con alguien?
  • ¿Cuánto tiempo compartias con tus padres?
  • ¿Cuál de esas situaciones hubieses querido cambiar y cuál guardarías como un gran recuerdo?

Todas estas preguntas corresponden al primer día en el que te alejaste de casa para incorporarte al área escolar y social, si lo que recordaste fue grato o no, la pregunta de reflexión que nos acercará más al niño que está en casa es: ¿te gustaría que tu hijo tuviera la misma experiencia o la cambiarías?, desde la empatía podemos dar el primer paso al acercamiento con nuestros hijos, ya que las vivencias que tal vez para nosotros no fueron muy gratas para nuestro niño interior, tenemos la oportunidad de cambiarlas y hacer una infancia feliz a esos niños de casa, nuestros hijos.

Los niños en esta etapa de reconocimiento necesitan del acompañamiento de sus padres ya que es cuando se van formando el carácter y la personalidad del niño así como se va creando su autoestima y qué mejor que un acompañamiento empático, amoroso y de escucha, para que él mismo aprenda a amarse, a escucharse y a empatizar con los otros.

De 6 a 10 años

En esta etapa, ya el niño descubre sus gustos y toma elecciones, ya hay mayor independencia de los padres debido a que ya no necesita ayuda para muchas actividades cotidianas y ya tiene amistades con quien descargar su necesidad de escucha y habla, lo que no deslinda como padres a también tener esta actividad con sus hijos.

  • ¿Recuerdas a tu mejor amigo de la infancia?
  • ¿Cómo se llamaba?
  • ¿En dónde vivía?
  • ¿Cómo era su familia?
  • ¿Cómo se hicieron amigos?
  • ¿Qué gustos compartían?
  • ¿De qué hablaban?
  • ¿A qué jugaban?
  • ¿Alguna vez pelearon?
  • ¿Cuál era tu juego favorito?
  • ¿Recuerdas lo mucho que lo disfrutabas y lo relajado que terminabas después de jugar?
  • ¿Recuerdas cuántas cosas aprendiste jugando?
  • ¿Te gustaba hacer travesuras?
  • ¿Cuáles eran tus dulces favoritos?
  • ¿Recuerdas cómo eran tus papás?
  • ¿Te regañaban o castigaban?
  • ¿Te premiaban por alguna situación en especial?
  • ¿Te sentías amado o cuidado por ellos?
  • ¿Ya te vestías solo y hacías tus deberes o te ayudaban?
  • ¿Cómo convivías con tu familia?

Responde estas preguntas y recuérdate como niño: ¿qué tan similar es ese niño con tu hijo? ¿Qué tan similares son esos padres con los que tiene tu hijo?

Estas preguntas son de acercamiento para la siguiente reflexión, reviviendo el recuerdo de tu niño interior y las necesidades que tenías, ¿te gustaría tenerte como padre?, y a través de conocerte y saber el niño que eras, ¿te gustaría tenerte como hijo?

Sea cual sea tu respuesta lo importante es que ahora puedes empatizar tanto con tu niño en casa como con tus padres y saber que no era tarea sencilla, ya que ahora tienes una infancia que acompañar y de ti depende si esta es feliz o no, es una responsabilidad muy grande y sabemos que todos en algún momento hemos cometido errores porque no todo es perfecto; estos errores ayudan a conectarte con otros y buscar apoyo cuando se necesite tanto para ti como padre como para el niño en casa, y puedes tener ese apoyo con nosotros, en CAPI te abrimos las puertas siempre que lo necesites.

Psic. Alejandra Tapia Ortega

Lic. en Pedagogía

Espacialista en en terpia de lenguaje y aprendizaje en niños, adolescentes, adultos y adultos mayores

Cédula Profesional 5985109

Licenciada en Pedagogía con título otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de México. Es Licenciada en Pedagogía en el área de Psicopedagogía por la Universidad Autónoma de México (UNAM). Pasante de la Maestría en Pedagogía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Terapeuta de Lenguaje y aprendizaje con 12 años de experiencia, actualmente trabajando como Terapeuta de Lenguaje y Aprendizaje Individual y en la Secretaría de Educación P´blica (SEP).

Deja un comentario
noticias
José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
Tel. 55 5698 5624
Derechos Reservados ® CAPI
Psicologos CDMX
Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
No contamos con sucursales.
dudas
dudas