Los 5 tipos de matrimonios. Psicologos CDMX

Los 5 tipos de matrimonios

octubre 29, 2014
En la actualidad cada vez son más las parejas que llegan a la decisión de separarse que tomar el reto de trabajar para rescatar el matrimonio. Según los múltiples estudios realizados en diversas universidades del mundo, encontramos varias razones: La primera es el tipo de conflictos que surgen en el matrimonio.
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Las personas deben manejar dos tipos de problemas inherentes a cualquier matrimonio: los solucionables y los que se arrastran perpetuamente. Según Gottman, de esto se deducen dos de los siete principios que él propone para mantener una matrimonio satisfactorio y evitar el divorcio: resolver rápidamente los conflictos de fácil solución y superar aquéllos que son insalvables. El reto que tiene la pareja en este aspecto, es el poder identificar qué tipo de conflicto están teniendo para saber cómo abordarlo y así no gastar energía en discusiones o diferencias que no llevaran a nada y enfocarse a la solución desde el inicio. En este rubro si una pareja tiene más conflictos de tipo insalvables, la convivencia se vuelve más difícil, ya que este tipo de conflictos requiere más un trabajo de perdón, de soltar y seguir, lo cual es difícil de hacer.

Por ende, entre más conflictos de este tipo existan, más difícil se vuelve superarlos, lo que se convierte en un indicador de alto riesgo para el divorcio.

Otra razón son los mapas afectivos, esto quiere decir, las emociones predominantes en el matrimonio. Uno piensa que el peor sentimiento es la ira, pero en realidad no los es, según Gottman, no es la emoción más destructiva en el matrimonio pues existe en parejas felices y en las que no lo son. Según él, lo más indicado para mantener a raya los sentimientos dañinos, como la crítica, el desprecio y estar siempre a la defensiva es construir «mapas afectivos positivos» y esto es a través de la expresión del cariño, la admiración, la preocupación, de aceptación  y atención al otro. Y que la comunicación no solo se convierta en reproches, señalamientos, crítica, desvaloración,  etc. Estas demostraciones de afecto no tienen que ser expresiones extraordinarias, sino más bien en lo cotidiano. Estos mapas consisten en 20 preguntas que cada persona debe responder en relación a su cónyuge: sueños y miedos, el nombre de sus mejores amigos, las últimas películas vistas, etc. Si la mitad o más de las respuestas son acertadas, es un matrimonio con posibilidades de perdurar. «Demuestra que cada uno tiene bien almacenada la información relevante de su pareja», sostiene Gottman. El último y  el más importante tiene que ver con el tipo de matrimonio que es. Esta razón se refiere a la forma que cada uno de los miembros de la pareja enfrentan las dificultades o las crisis, así como sus posibles combinaciones.

Los investigadores han identificado 5 tipos de matrimonios, cada uno con distintos riesgos de divorcio.

  1. Uno busca y el otro elude: es el tipo que tiene el riesgo más alto de fracaso. Generalmente es la mujer la que plantea los problemas y el hombre los desestima.
  2. Desprendidos (desapegados): riesgo alto. Se trata de personas emocionalmente distantes que parecen no necesitar intimidad (no se refiere a los sexual); reflejan falta de interés mutuo.
  3. Inestables: riesgo alto. Se trata de personas volátiles y que se exaltan fácilmente. Su relación se caracteriza por ciclos de peleas y reconciliaciones con o sin acercamiento sexual.
  4. Unidos: riesgo bajo. Esta pareja comparte las responsabilidades y al mismo tiempo gozan de autonomía. El matrimonio es para ellos un refugio.
  5. Tradicionales: es el de menor riesgo. La pareja comparte una interpretación tradicional del papel preestablecido para cada género.

Según Gottman, las parejas que se mantienen juntas pueden ser clasificadas en tres grupos:

  • Inestables: algunas veces pelean y otras están apasionadamente involucradas.
  • Sólidas: se aprecian y apoyan, son funcionales y satisfactorias.
  • Evasivas: viven vidas paralelas pero continúan casados.

Las parejas de los dos primeros grupos se declaran satisfechas con su vida matrimonial, mientras que los últimos estarían insatisfechas, pero por una serie de razones como el temor a estar solo, la dependencia mutua, los hijos o sus ideales de familia, prefieren permanecer viviendo juntos. En las parejas se pueden producir varias combinaciones. Por ejemplo, si uno de ellos es muy crítico y el otro muy sensible, probablemente se instaure la dinámica de crítica/defensividad, la cual es muy frecuente en los matrimonios. Suelen ser las mujeres las más propensas a criticar, y los hombres a defenderse, especialmente entre los 30 y los 40 años. En tanto que la indiferencia es más utilizada por los hombres, lo cual se relaciona con el bloqueo afectivo que sufren algunos debido a la educación recibida, en la que se fomenta suprimir las emociones para no mostrarse vulnerables ni débiles. Lo importante de este último punto poder identificar el tipo de matrimonio que se está  construyendo, el rol que se tiene, para  entonces poder cambiar las actitudes y la forma de enfrentar los conflictos de una manera más sana.

Recuerde que los buenos matrimonios implican dar y recibir. Y que los integrantes  están en el mismo equipo y necesitan trabajar juntos por el bien de su relación.

Psic. Marcela Cervantes Chávez

Lic. en Psicología

Espacialista en individual (adultos), parejas y familias
Enfoque: Humanismo

Cédula Profesional 5163345

Estudió en la Facultad de Psicología de la UNAM, la Maestría en Psicoterapia de pareja y familia en el Instituto de Terapia Familiar CENCALLI, certificación nivel II en Psicoterapia asistida por equinos, avalado por EAGALA, cuenta con Diplomados en: Trastornos de la Alimentación (cursado en Monte Fénix), Enfermedades Psicosomáticas (en Circulo Psicoanalítico), Nutrición Biodirigida y Homeopatía (ambos avalados por la Escuela Latinoamericana de Educación en Salud Integrativa), Psicoterapia con enfoque psicoanalítico en pareja (avalado por APM), especialización en terapia de pareja (IFAC). Cursando actualmente un Diplomado en las diferentes configuraciones familiares en el Instituto de Psicoanálisis de Pareja y Familia.

Tiene experiencia laboral de 16 años como psicoterapeuta. Laboró 5 años en AVALON Centro de atención para la mujer, como psicoterapeuta de cuidado continuo, realizando pláticas a padres de familia y psicoterapia grupal. Posteriormente trabajó en Máxima Perfección, por un año, como psicoterapeuta en el tratamiento multidisciplinario de la obesidad. Y tiene 10 años de experiencia como psicoterapeuta de pareja y familia en el Centro de Atención Psicológica Integral, CAPI

Deja un comentario
noticias

psicologos cdmx, psicologos por internet
José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
Tel. 55 5698 5624
Derechos Reservados ® CAPI
Psicologos CDMX
Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
No contamos con sucursales.
dudas