¿Nos estamos “quemando”?. Psicologos CDMX

¿Nos estamos “quemando”?

octubre 21, 2015
El término burnout (estar quemado), ha sido utilizado en inglés dentro de la jerga deportiva. Con él, se intentaba describir una situación en la que, en contra de las expectativas del deportista, éste no lograba obtener los resultados esperados por más que se hubiera entrenado para conseguirlos.
"“No basta trabajar, es preciso agotarse todos los días en el trabajo”. Auguste Rodin “Me siento agotado”. “Cada día tengo más trabajo”. “Aunque duerma mucho tiempo no descanso”. “Tengo algo que parece un cansancio mental”. "

¿Cuántos de nosotros hemos escuchado estas y otras frases parecidas recientemente?

¿Qué tan familiarizados nos hemos vuelto con el término burnout y qué sabemos realmente de este síndrome?

El síndrome de burnout  hace referencia a un fenómeno de desgaste profesional observable en los profesionales que trabajan directamente con personas. Se suele conceptuar como el resultado de continuas y repetidas presiones emocionales asociadas con un compromiso intenso con los usuarios, pacientes o clientes, durante un periodo de tiempo prolongado.

Los trabajadores que pueden ser susceptibles de burnout se encuentran con mayor  frecuencia entre aquellas ocupaciones en las que se presta una atención constante y directa de ayuda a personas.

Si reflexionamos un poco en lo dicho anteriormente, será difícil encontrar alguna profesión o trabajo en donde no se tenga contacto directo con otras personas. El burnout, por lo tanto, puede manifestarse en cualquier momento, lugar, circunstancia e individuo.

El cansancio emocional hace referencia a la disminución y pérdida de recursos emocionales, al sentimiento de estar emocionalmente agotado y exhausto debido al trabajo que se realiza, junto a la sensación de que no se tiene nada que ofrecer psicológicamente a los demás.

La despersonalización consiste en  el desarrollo de una actitud negativa e insensible hacia las personas a las que se da servicio. Es un cambio negativo en las actitudes y respuestas hacia los beneficiarios del propio trabajo. La falta de realización personal en el trabajo es la tendencia a evaluarse a uno mismo y al propio trabajo de forma negativa, junto a la evitación de las relaciones interpersonales y profesionales, con baja productividad e incapacidad para soportar la presión.

Los afectados se reprochan no haber alcanzado los objetivos propuestos, con vivencias de insuficiencia personal y baja autoestima.

El trabajador se va viendo afectado poco a poco en su salud, debido a la exposición a unas determinadas condiciones de trabajo que no le resultan controlables, a pesar de poner en juego todos sus recursos personales. Se produce un deterioro general: cognitivo, emocional, conductual y físico.

¿Vacaciones?

Julio y agosto, los meses en que los niños cambian de ciclo escolar y pueden disfrutar de unos días de descanso, pero ¿qué pasa con nosotros, los adultos?, ¿hace cuanto que no tomamos unas verdaderas vacaciones y, de haberlo hecho, qué tanto nos dedicamos un tiempo personal para estar con nosotros mismos, para reponernos de ese desgaste emocional que se viene cargando?

Cuando el síndrome de burnout se materializa no es fácil que el afectado tenga conciencia de ello, por lo que en primer lugar, es preciso el apoyo de las personas cercanas.

Sin embargo, cuando el apoyo de las personas cercanas no es suficiente para contener y, más aún, para aliviar este síndrome, siempre será recomendable acudir con algún profesional de la salud mental, ya sea psicólogo, psicoterapeuta o médico psiquiatra.

Rodin decía que no era suficiente con trabajar, sino que había que agotarse todos los días en el trabajo. La realidad occidental posmoderna en la que vivimos nos ha orillado a eso, a vivir constantemente en la competencia, en la búsqueda incesante de nuevos y mejores objetivos, a desconectarnos cada vez más de las emociones de los otros y de las propias, al hablar sin escuchar, al actuar sin pensar, a saturarnos, a quemarnos y, además, esto no sólo se refleja en el área laboral, que es en la cual existen la mayoría de los estudios relacionados al burnout, sino que también y a raíz de éste, existe un impacto importante en las demás áreas de las personas que lo padecen: casa, familia, hijos, pareja, sexualidad.

Si nos hemos dado el tiempo de quedar agotados y drenados emocionalmente, sin darnos cuenta, siempre habrá tiempo también para reparar el camino y, poco a poco, estar más conscientes de lo profundo y lo complejo que es este síndrome para quien lo padece.

Un espacio de psicoterapia individual, de escucha personal y de reconexión emocional siempre aportará al entendimiento y la reparación de éste y cualquier otro padecimiento emocional.

CAPI. Clínica de Atención Psicológica Integral

Deja un comentario
Visita nuestro blog

psicologos cdmx, psicologos por internet
José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
Tel. 55 5698 5624
Derechos Reservados ® CAPI
Psicologos CDMX
Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
No contamos con sucursales.
dudas