¿Por qué mi hijo se muerde las uñas y qué puedo hacer?. Psicologos CDMX

¿Por qué mi hijo se muerde las uñas y qué puedo hacer?

mayo 1, 2019
Algunos de los hábitos nerviosos más comunes en los niños suelen ser: morderse las uñas, chuparse el dedo, jalarse el cabello o picarse la nariz. Estas conductas suelen producirse cuando hay irritabilidad, cansancio, estrés o ansiedad en los niños, ya que esta conducta les ayuda a sentirse tranquilos o a disminuir el grado de estrés o ansiedad.
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Normalmente este tipo de conductas pueden comenzar entre los 3 y los 5 años, hay ocasiones en las cuales los niños suelen hacerlo por cierto tiempo y después desaparece, sin embargo, en otros casos este hábito o costumbre se mantiene hasta la edad adulta ya que en la mayoría de los casos no se le da importancia para poder atenderlo.

La onicofagia o morderse las uñas es una costumbre muy común en los niños. La mayoría de las veces realizan esta conducta de manera inconsciente, sin embargo, es importante detectar en qué momentos suele hacerlo nuestro pequeño, ya que si este hábito no se corrige puede causar riesgos físicos (heridas o infecciones en los dedos, infecciones en las encías o afectación del crecimiento de los dientes) y consecuencias emocionales como problemas de autoestima, ya que en ocasiones pueden llegar a sufrir burlas por la forma de sus uñas o los constantes castigos o regaños por parte de sus padres que lo hacen sentirse mal, pues aunque a veces los niños quieran cambiarlo, cuando se dan cuenta, ya lo están haciendo de nuevo.

Por lo cual, a continuación, te brindamos 5 consejos con los que te puedes apoyar para evitar que tu hijo se siga mordiendo las uñas.

1.- No lo castigues. – Como lo mencionamos al inicio, se trata de una conducta que el niño realiza de manera inconsciente, por lo cual, castigarlo solo aumentará su preocupación o ansiedad y afectará su autoestima al no sentirse capaz de modificarlo.

2.- Observa en qué situaciones lo hace. – Trata de observar los motivos, es decir, qué pasa antes de que él comience a morderse las uñas, lo cual ayudará a saber si existen ciertas situaciones que desencadenan esa conducta.

3.- Ten paciencia y platica con él. – Muéstrate comprensiva(o) y sé paciente, pues cambiar un hábito no es algo fácil ni rápido, ya que primero debes ayudarle a tu hijo a hacer consciente esta conducta, es decir, ayudarlo a identificar por qué se siente nervioso o preocupado, y así poder enseñarle otras maneras de liberar ansiedad y el estrés.

4.- Planea con él actividades al aire libre. – Por ejemplo, hacer algún tipo de deporte o cualquier actividad que implique un ejercicio físico, ya que éstas le ayudarán a liberar energía y descargar el estrés.

5.- Muéstrale nuevas estrategias. – Tómate un tiempo con él para enseñarle estrategias de relajación como la respiración soplando burbujas, jugar con plastilina o con arena moldeable para aplastarla con las manos, dale una pelotita suave para jugar con ella, es decir, enséñale a poder enfocar su atención en una conducta distinta que no sea morderse las uñas y que lo ayude a sentirse tranquilo, relajado y menos nervioso.

6.- Refuerza sus avances. – Si notas que ha hecho un esfuerzo y comienza a hacerlo menos, felicítalo y sigue alentándolo para que sepa que es capaz de lograrlo.

7.- Sé constante. – Acompáñalo en las actividades que realiza y que lo ayudan a sentirse mejor, cuida de igual manera sus tiempos de sueño y de descanso, ya que estos también influyen en el estado emocional.

Si después de haber aplicado algunas de estas técnicas, notas que la conducta no ha podido disminuir o desaparecer, te sugerimos buscar el apoyo de un profesional, ya que muchas veces podría haber casos en los cuales se necesite de una evaluación más compleja para poder averiguar los motivos por los cuales el niño se encuentra en un estado alto de ansiedad o estrés excesivo.

En CAPI contamos con Psicoterapeutas infantiles capacitados para brindar su apoyo en este tipo de situaciones, así como programas de asesoría para padres, donde de manera integral se buscará la mejor solución para este padecimiento.

Psic. Alejandra Tapia Ortega

Lic. en Pedagogía

Espacialista en en terpia de lenguaje y aprendizaje en niños, adolescentes, adultos y adultos mayores

Cédula Profesional 5985109

Licenciada en Pedagogía con título otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de México. Es Licenciada en Pedagogía en el área de Psicopedagogía por la Universidad Autónoma de México (UNAM). Pasante de la Maestría en Pedagogía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Terapeuta de Lenguaje y aprendizaje con 12 años de experiencia, actualmente trabajando como Terapeuta de Lenguaje y Aprendizaje Individual y en la Secretaría de Educación P´blica (SEP).

Deja un comentario
noticias
José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
Tel. 55 5698 5624
Derechos Reservados ® CAPI
Psicologos CDMX
Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
No contamos con sucursales.
dudas
dudas