La importancia de fortalecer la salud mental en un proceso psicoterapéutico.. Psicologos CDMX

La importancia de fortalecer la salud mental en un proceso psicoterapéutico.

agosto 25, 2021
Somos seres sociales y desde el inicio de nuestra vida dependemos de otro ser humano para sobrevivir tanto a nivel físico como psíquico: “madre o cuidadores".
Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

A diferencia de los animales que nacen con todo su organismo listo para incorporarse a su hábitat y sobrevivir solos, el “cachorro humano» nace “prematuro» y dependerá de otro ser humano (madre o cuidadores) por un largo tiempo después de nacer, que le ayude a terminar de completar su desarrollo biológico y emocional. Pasaran muchos años hasta que el cachorro humano se convierta en un adulto autónomo e independiente.

La primer relación que establece el ser humano con su madre es fundante y estructurante para su psiquismo. Es el primer modelo que marcará el tipo de relación que establecerá con sus futuros vínculos donde se transmite: afectos, cultura, significantes, valores, ideologías, creencias, etc., y también se nos enseña la capacidad de mentalizar.

¿Qué es mentalizar?

La capacidad de mentalizar se desarrolla a través de la interacción humana y es lo que nos hace esencialmente humanos.

Es la capacidad de poder conectarme con el otro (conexión emocional), reconocerme en el otro y reconocer al otro en mí.

Es: “Acceder al corazón afectivo del ser humano». Saber que detrás de todas las acciones hay emociones, estados mentales y creencias subyacentes.

A través de desarrollar esta capacidad de mentalizar construimos conexión y cooperación entre las personas.

La mentalización es un logro del desarrollo humano que en algunos casos se malogra y si eso sucede, tenemos una serie de dificultades como son: fallas en la comunicación, déficits en la percepción de las cosas, distorsiones mentales, entre otras.

La función reflexiva

Somos y nos construimos a través de los vínculos con los demás, en ellos está la miel de la vida, el camino para el crecimiento, desarrollo y evolución.

El cerebro humano necesita de las relaciones humanas para configurarse y construirse.

Generar mentalización es desarrollar la función reflexiva y las funciones del cerebro superior como son: la capacidad de anticipar, planear, toma de decisiones, regulación y control emocional, lo que se traduce en mejores relaciones humanas y autorregulación emocional.

Rigidez vs flexibilidad (indicadores de salud mental)

Somos seres de hábitos y costumbres, actuamos una gran parte de nuestra conducta de manera automática e inconsciente.

Nuestra visión y perspectiva de las cosas está atravesada por nuestras creencias e ideas subyacentes.

El problema radica en irnos rigidizando, cerrando y en creer que solo hay una única visión de las cosas y de la realidad.

La diferencia, la diversidad, la pluralidad de contrastar otras mentes es la que nos enriquece como seres humanos.

Una de las características de los trastornos de personalidad se manifiesta en la rigidez cognitiva.

A través de fortalecer la capacidad de mentalizar se produce la flexibilidad cognitiva y la toma de nuevas perspectivas.

La rigidez cognitiva cierra la entrada de nueva información necesaria para contrastar, enriquecer, retroalimentar e integrar nuevas formas de ver las cosas.

¿Cuáles son las características de una mentalización exitosa?

  1. Tomar una perspectiva del desarrollo: Es la capacidad de saber y entender que la perspectiva personal, ajena y de los demás irá cambiando con el tiempo, el desarrollo, el crecimiento personal y las vivencias que vayamos experimentando. No es la misma la percepción que teníamos a los 12 años que a los 25 años. Estamos en constante cambio y apreciaremos las cosas de distintas maneras al paso del tiempo.
  2. Actitud auto-inquisitiva: Es la actitud de curiosidad de nuestras propias emociones, pensamientos y de los demás. La curiosidad e interés por conocer otras formas de ser, pensar, abrirse a escuchar otras formas de pensar de personas de diferente género, edad, cultura. La capacidad de abrirse a nuevas perspectivas.
  3. Consciencia del conflicto interno: Es la capacidad de reconocer la complejidad y contradicción de nuestros estados mentales, tener conciencia de nuestros deseos, motivaciones, intenciones.
  4. Conciencia del impacto del afecto: Es la capacidad de tomar distancia para reflexionar cómo nuestras emociones influyen en la manera como pensamos sobre nosotros mismos y los demás.
  5. Escepticismo realista y actitud lúdica: La capacidad para reconocer nuestros errores, puntos débiles y lo absurdo que pueden llegar a ser nuestros puntos de vista. La capacidad de integrarse con otras personas e interactuar usando la imaginación y el juego.
  6. Reconocimiento de los procesos mentales inconscientes y preconscientes: La capacidad de tolerar y distinguir que no somos conscientes de toda nuestra mente. Hay aspectos de nuestros pensamientos que no conocemos, ni entendemos la motivación de ciertas conductas.
  7. Creencia en la capacidad de cambio: Las ideas, pensamientos y emociones no son estados fijos. A través de la interacción, intercambios y contrastar con otras mentes nuestras perspectivas pueden cambiar y transformarse.

Un proceso psicoterapéutico desarrolla y fortalece la capacidad de mentalización

Fortalecer la capacidad de mentalización a través de un proceso psicoterapéutico trae muchos beneficios para nuestra salud mental:

  1. Además de incrementar nuestra conciencia y autoconocimiento nuestra personalidad se va enriqueciendo al mostrar curiosidad y respeto por la perspectiva del otro, expandirnos y elaborar nuestra propia perspectiva.
  2. Ir más allá de las propias asunciones y prejuicios, reconocer que no siempre sabemos lo que pasa en la mente del otro y no asumir los pensamientos que tenemos como reales.
  3. Tener la capacidad de perdonar ya que al entender los estados mentales y los motivos de dicha acción comprendemos mejor a nuestros semejantes.
  4. La empatía y la conciencia por el impacto que tienen nuestras palabras y emociones en los demás mejora nuestros vínculos y desarrolla relaciones más sólidas, profundas y enriquecedoras.

Te invito a la Clínica de Atención Psicológica Integral CAPI a seguir conociéndote a ti mismo (a) y creciendo con nuestros expertos especialistas para que sigas construyendo la vida que te mereces llena de bienestar y plenitud.

Bibliografía: Bleiberg, E. (2013) Mentalizing-Based Treatment with Adolescents and Families. Child and Adolescent Psychiatric Clinics of North América

Psic. Vanessa Márquez

Especialista en niños, adolescentes y adultos en la Clínica de Atención

Cédula Profesional Lic. en psicología: 5922107
Cédula Profesional de Maestría: 10803107

Psicológica Integral, CAPI.

Licenciada en Psicología con mención honorífica por la Universidad del Claustro de Sor Juana (UCSJ). Con Maestría en Clínica y Psicoterapia Psicoanalítica por el Instituto de Estudios Superiores en Neurociencias, Psicoanálisis y Salud Mental. Con 12 años de experiencia en psicoterapia individual, adolescentes y trabajando con niños con problemas del desarrollo, autismo, Asperger y trastornos del aprendizaje. Conferencista de Orientación Vocacional en varias Instituciones Educativas del país. Actualmente profundizando en el estudio de los modelos de mentalización en psicoterapia para el trabajo con niños, adolescentes y adultos.

Deja un comentario
noticias
José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
Tel. 55 5698 5624
Derechos Reservados ® CAPI
Psicologos CDMX
Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
No contamos con sucursales.
dudas
dudas