El regreso a clases en tiempos de COVID-19. Psicologos CDMX

El regreso a clases en tiempos de COVID-19

abril 4, 2022
En marzo del 2020, a partir de la emergencia sanitaria debido al COVID–19 las escuelas cerraron sus puertas y los principales actores de la educación (docentes–alumnos) tuvieron que adaptarse a nuevas formas de transmisión del conocimiento. Los procesos de enseñanza–aprendizaje fueron modificándose para dar respuesta a las condiciones sanitarias y las necesidades educativas
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos
"La educación es el proceso social más generalizado entre los grupos humanos (...) podemos decir que todos somos educandos y educadores durante la vida entera."
Desconocido.

Fueron varias las estrategias propuestas por las autoridades educativas para atender a los alumnos a distancia, respetando el aislamiento preventivo propuesto por el Sector Salud. La principal fue utilizar las herramientas digitales para dar continuidad al proceso educativo, no obstante, muchos fueron los obstáculos a los que tanto profesionales, padres de familia y alumnos se enfrentaron en esta modalidad: situaciones como el contexto familiar y social, la conectividad, la necesidad de reforzamiento en las habilidades digitales, entre otros.

A lo largo de este tiempo, se ha analizado el impacto que la pandemia ha tenido en la educación de los estudiantes, de manera general, situaciones como el transformar los espacios familiares en un área para el aprendizaje, modificar las rutinas y dinámicas familiares para organizar las labores educativas, la falta de interacción entre pares que obstaculizó la construcción de saberes, el trabajo colaborativo, la socialización, comunicación, el rezago educativo, el incremento de dificultades en el aprendizaje, las alteraciones a nivel emocional, etcétera.

Así, a casi dos años de esta forma de trabajo, el regreso a las aulas se ha propuesto como una acción para amainar estas situaciones. Este regreso se ha dado de manera paulatina y escalonada, han sido meses de readaptación tanto del personal educativo como de los padres y los alumnos, sin embargo, se han podido identificar nuevas circunstancias que repercuten en el proceso de enseñanza–aprendizaje, entre las cuales resaltan las siguientes:

  • Miedo ante el regreso debido a la situación sanitaria. Algunos padres de familia aún se encuentran con muchas dudas sobre el que sus hijos asistan de manera presencial a las aulas, por lo que deciden continuar la educación a distancia como medida preventiva.
  • Incremento en el ausentismo. Esta situación se puede identificar y se debe a diferentes causas como la economía familiar, el miedo al contagio por parte de padres de familia y alumnos, situaciones de cambio de domicilio y en casos extremos, por situaciones de orfandad (alumnos que perdieron a sus padres debido al COVID-19).
  • Ansiedad ante el regreso a la rutina y dificultades de adaptación. Se ha observado que muchos alumnos presentan dificultades para adaptarse a la nueva rutina (horarios, actividades escolares, participación). Ha sido difícil para ellos el integrarse a un grupo de trabajo siguiendo protocolos de medidas de prevención sanitarias, en este sentido, la interacción entre pares es diferente y, en algunos casos se observan actitudes de aislamiento, timidez y poca participación.
  • Incremento en las dificultades de aprendizaje en los alumnos. Esta situación es la más notoria entre los estudiantes, a pesar de que el proceso educativo no se detuvo durante todo este tiempo, en diferentes evaluaciones que han realizado distintas instituciones educativas coinciden en que sus estudiantes requieren reforzamiento en alguno o varios de los aprendizajes, ya que estos no han sido consolidados.
  • Sabemos que el regreso a las aulas no ha sido fácil, factores como los anteriores y muchos otros repercuten en la integración de los alumnos a las aulas. Es de suma importancia que todas estas situaciones no sean tomadas a la ligera y sean atendidas de una manera pertinente y responsable, puesto que cada una de ellas tiene un trasfondo y una repercusión en la formación de los estudiantes.

    Por ello, situaciones como el miedo, ansiedad, aislamiento, duelo o dificultades en la interacción es recomendable que sean atendidas por un profesional en salud mental. Asimismo, que las dificultades en el aprendizaje sean atendidas por un especialista que proporcione herramientas para la mejora en las habilidades cognitivas de los estudiantes.

    En CAPI contamos con una amplia gama de especialistas expertos en estos temas. No lo dudes, estamos para ayudarte.

    Psic. Alejandra Tapia Ortega

    Lic. en Pedagogía

    Espacialista en en terpia de lenguaje y aprendizaje en niños, adolescentes, adultos y adultos mayores

    Cédula Profesional 5985109

    Licenciada en Pedagogía con título otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de México. Es Licenciada en Pedagogía en el área de Psicopedagogía por la Universidad Autónoma de México (UNAM). Pasante de la Maestría en Pedagogía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Terapeuta de Lenguaje y aprendizaje con 12 años de experiencia, actualmente trabajando como Terapeuta de Lenguaje y Aprendizaje Individual y en la Secretaría de Educación P´blica (SEP).

    Deja un comentario
    noticias

    psicologos cdmx, psicologos por internet
    José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
    Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
    Tel. 55 5698 5624
    Derechos Reservados ® CAPI
    Psicologos CDMX
    Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

    El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
    Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
    No contamos con sucursales.
    dudas