Realidades. Psicologos CDMX

Realidades

junio 1, 2016
El mundo y las relaciones entre las personas en los últimos tiempos están cambiando de manera constante y profunda. Las relaciones afectivas propias de la relación de pareja son un ejemplo de ello: cuando iniciamos una relación de pareja entramos en automático, quiero decir, bajo las condiciones preestablecidas durante años alusivas al amor romántico y esperamos resultados que concuerden con los estilos de vida actual; esa expectativa es compleja.
Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

La idea tradicional de pareja nos lleva a pensar en hombre-mujer como pareja, ellos tienen como objetivo la procreación y la formación de una familia.

Hago extensa las preguntas ¿Este modelo de pareja y familia aún están vigentes? ¿Cómo son las parejas y las familias hoy en día?

Desde hace un tiempo, la complejidad de la vida en pareja aunada a la diversidad y a la velocidad de los cambios de la vida postmoderna me han llevado a detenerme a mirar y reflexionar: ¿Quiénes son las personas que llegan al consultorio?, ¿Quiénes son las personas que conforman una pareja?, ¿Quién es la pareja?

Me he dado cuenta que cuadrar o tratar de empatar la realidad que observo en mi práctica terapéutica en el consultorio y en la vida diaria: en las plazas, la calle, los distintos puntos y estratos económicos de la ciudad, del país, del mundo, contrastados con la idea tradicional de pareja y familia no es suficiente, ¿Por qué?

Porque las modalidades de relaciones de pareja se multiplican, en tanto, las modalidades de familia también. Casi tradicionalmente solo divorciados y viudos podían incursionar en el mundo de las parejas y las familias reconstituidas. Bajo el entendido que “Una familia ensamblada o familia reconstituida o familia mixta se crea cuando dos adultos, de los cuales uno o ambos miembros tiene uno o varios hijos de uniones anteriores.” Después de la segunda guerra mundial los viudos de guerra entablaban estas relaciones, posteriormente divorciados y madres solteras, pero las exigencias postmodernas ya han superado la frase que dice “los míos, los tuyos y los nuestros”

Hay que inventar, hay que crear literalmente hablando cómo nombrar a las nuevas parejas, a las nuevas familias, de forma que cada uno de nosotros en la modalidad que elija se sienta cómodo, respetado y tomado en cuenta, en la pareja y en la sociedad.

Ante este panorama, la pregunta vital es ¿Quiénes son las personas que conforman una pareja actualmente? Las combinaciones que pueden hacerse en la conformación de una nueva pareja dependen de muchos factores:

  • Matrimonio previo
  • Viudez
  • Hubo ó hay hijos
  • Quién tiene la custodia de los hijos
  • La nueva pareja vive en la misma casa
  • Los hijos de él viven con la nueva pareja
  • Los hijos de ella viven con la nueva pareja
  • Los hijos de ambos viven con la nueva pareja

Si tomamos en cuenta estos factores según Clifford Sager en (Weisz F. y Gómez E., 2005) podemos encontrar 24 combinaciones. Pensando en mi práctica como Terapeuta Familiar y de Pareja, definitivamente considero que hay otros factores y otras combinaciones más.

La pareja puede estar conformada por:

  • Hombre – Mujer
  • Hombre – Hombre
  • Mujer – Mujer

Están en pareja y…

  • Viven juntos
  • Casados
  • Cada uno vive en su propia casa
  • Cada uno vive en casa de sus padres

Están en pareja, viven de tal forma, y…

  • Han decidido tener hijos
  • Han decidido no tener hijos
  • Han decidido adoptar

Están en pareja, viven de tal forma, con o sin hijos y…

  • Comparten el cuidado de los hijos de uno o de ambos integrantes de la pareja (si es que los hay)
  • Cada uno se hace cargo de sus propios hijos (en caso de tenerlos)
  • Comparten economía (con o sin hijos en común)
  • Cada uno tiene su propia economía (con o sin hijos en común)

En cualquiera de las modalidades anteriores, el número de integrantes que establecen una relación amorosa puede variar, y con ello la forma nombrarlos.

  • Hombre – dos o más mujeres
  • Mujer – dos o más hombres
  • Dos o más hombres – dos o más mujeres

Una primera aproximación a estas realidades es imaginar ¿Cuántas combinaciones más podemos generar con estos elementos? Si usted lector, es algo más atrevido vale la pena preguntarse ¿Con qué elementos de los antes mencionados está conformada mi relación de pareja? Si ahora no está en pareja, pero contempla esa posibilidad ¿Qué elementos de su vida serán parte de la posible relación en un futuro?

Lo que pretendo con estos perturbadores elementos es detenernos, hacer un alto y reflexionar acerca de la complejidad y la variedad enorme que existe de distintas alternativas, de modos de vida y con ello las múltiples opciones para conformar una pareja y/o una familia. De modo que, cuando alguien me dice “mi familia es disfuncional” comúnmente me cuestiono y cuestiono, ¿Qué es una familia disfuncional? ¿Qué es una familia funcional? ¿Cómo se nombran, cómo se viven las nuevas realidades?

Ser parte de una nueva modalidad de pareja o familia tiene un toque de cambios importantes, desde cómo se nombran, como se definen, lo permitido o no dentro de cada modalidad y una gran variedad de temas por resolver: libertades, pérdidas, duelos, territorio, roles, autoridad, aspectos económicos, legales y muchos más. Sin embargo de cómo se nombra cada combinación y sus implicaciones hablaremos en otra ocasión, pues es un tema basto y vale la pena dedicarle un espacio amplio. Recordemos que el objetivo de hoy es reflexionar ¿Quiénes son las personas que conforman una pareja actualmente?

En cualquiera de los casos, estar en pareja es una tarea que corresponde a las personas involucradas en la relación, toca ser flexible, ser creativo, cuestionar mitos, prejuicios y experiencias previas, de manera que se genere un margen más amplio para diseñar e inventar lo que a cada pareja le va mejor. Es altamente probable que la pareja con estas realidades no cuente con la aprobación social, de las amistades y de la familia, es ahí donde recordamos que socioculturalmente hay preferencias por el modelo tradicional: las primeras y únicas parejas.

Estas y otras temáticas así como los efectos a nivel personal, familiar y social son abordadas en la Terapia ya sea familiar, de pareja o individual, acércate, pide más información y haz una cita.

REFERENCIA.
Weisz F.y Gómez E. (2005). Nuevas parejas nuevas familias México: Grupo Norma.

CAPI. Clínica de Atención Psicológica Integral

Deja un comentario
noticias
José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
Tel. 55 5698 5624
Derechos Reservados ® CAPI
Psicologos CDMX
Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
No contamos con sucursales.
dudas
dudas