¿Quién soy yo? Escúchate y conócete a ti mismo.. Psicologos CDMX

¿Quién soy yo? Escúchate y conócete a ti mismo.

junio 2, 2021
En medio de un ambiente lleno de catástrofe, pandemia, vulnerabilidad y mucha sensibilidad a flor de piel, dentro de mi práctica clínica, las personas siguen apareciendo en la consulta para enseñarme muchas cosas, algunas divertidas, otras que no tenía idea que podían existir, y los básicos que jamás serán reemplazados, la tormentosa pregunta: ¿quién soy? y ¿a dónde quiero ir?
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Hay a quienes se nos aparece la pregunta después de una ruptura amorosa, de una gran de decepción, de un procedo de duelo, de una crisis de edad. Y he de confesar, que en estos momentos la traigo a la mesa solo como para saber si te lo has preguntado y ver cómo resulta esa experiencia de autoconocimiento.

He entendido a través del acompañamiento terapéutico, que la respuesta más sencilla, algunas veces no es la que nos acomoda. Ni qué decir si es buena o mala, acertada o errónea, simplemente es inmediata y de alguna manera impide que sea natural, libre, sentida, pensada, congruente.

Llegamos a “creernos”, sí, en negritas, cursiva y subrayado, que somos lo que en algún momento alguien nos hizo creer, o lo que nos acomodó en cierta etapa de nuestra vida, a veces se nos olvida que ser personas es más allá de solo establecer un proceso evolutivo, sino que implica un autodescubrimiento y confrontamiento constante con nosotros mismos, preguntarme todos los días cómo me siento hoy, y quiero hacer con eso.

Sí, sé que es esa frase que muchas veces, tú y yo hemos escuchado de nuestro terapeuta, nos lleva a abrir caminos que dan miedo o que sentimos conocer y preferimos no explorar, que nos van a llevar a la pregunta: ¿Quién soy yo?

Esta concepción de quién soy, siento que es como ir revisando y manteniendo en orden la despensa de la casa, a veces compramos cosas que se van almacenando y se quedan al final del mueble y no soy consciente que lo tengo, hasta que le doy una checada antes de lanzarme al súper por lo que necesito. Esta analogía se aplica a que si en algún momento alguien te compartió algo con lo que no te sientes identificado, no lo guardes, déjalo por ahí para alguien que lo necesite, no lo conserves por si se ocupa, créeme, sino lo sientes tuyo, no se va a ocupar, y si acaso pasara, podrás recuperarlo pronto, pues en ese momento ya es útil y te va a funcionar.

Cuando comienzo un proceso terapéutico con un consultante, algunas veces, muchas a decir verdad, les pido que me platiquen o que me escriban, algo sobre ellos. Algo que los defina. Acá me encuentro con algunas generalidades: quien se describe y se define sin mayor inconveniente, y a quien le cuesta muchísimo tiempo conseguir anotar algunos párrafos y que por más que se ve al espejo, lo que mira es esa persona que pasa por tal o cual momento emocional y no consigue mirar más allá.

Intentemos un ejercicio breve: qué respondes tú a la pregunta ¿Quién soy yo? ¿Atinas a enumerar virtudes, gustos, defectos, áreas de oportunidad?, pones en la mesa sentimientos y emociones, te describes físicamente, ¿qué vas respondiendo hasta ahora?

Ahora, imaginemos que estas respuestas serán expuestas ante un grupo de personas que te conocen bastante bien: familia, pareja, hijos o hijas, amigos, amigas, compañeros de trabajo, tu líder de quipo. ¿Tus respuestas cambiarían o seguirían en la misma línea?

¿Qué pasa si no puedes contestar la pregunta porque no sabes por dónde iniciar?, es decir, ¿quién soy sobre qué?, ¿a qué me refiero específicamente?, puede ser que con más detalles de la pregunta puedas contestar, o quizá, solo la evadas y busques alguna salida rápida; también es una forma de responder, es ese temor del que hablaba más arriba a confrontarse con uno mismo y que lo que resulte, no tenga muy buena pinta.

Saber quién soy yo, genera independencia y establece una autoestima, me mantiene en un estatus de tranquilidad y equilibrio, de libertad, de reconocimiento, de formar mi personalidad, de saber que puedo ir evolucionado de acuerdo a mis necesidades, me ayuda a responder qué quiero hacer con lo que siento, con lo que me pasa, con lo que elijo, me da la oportunidad de escucharme, de ser yo.

Ya que después de todo, de eso se trata el estar aquí y ahora, de conocerme y de confiar en mí. Que, si me cuesta trabajo, esa soy yo. Que, si hoy no tengo ganas de conversar sobre mi día, y mañana hablo hasta por los codos, esa soy yo. Descubrirse y darse oportunidad de ser uno mismo, de tener una respuesta a la pregunta del día, y saber que puede ser que esa contestación no se sienta cómoda para los demás, pero que ellos tendrán que trabajar en respetarla.

Quiero decirte que ese autoconocimiento del que te escribí hoy, es un trabajo de toda la vida, de un largo tiempo, de ser congruentes, coherentes, de confiar, de escucharnos, de vivir plenamente y al máximo. De reconocernos con miedo, con tristeza, con enojo, con alegría, con afecto. Nos mantiene a raya con las críticas a nosotros mismos, hace una especie de filtro para lo que va entrando y saliendo de nuestra mente, te conecta con tus sentimientos, te deja reconocer que hoy soy esta mujer que elijo ser, puede que mañana cambien cosas y después regrese a lo anterior, y que es mío y que así decidí vivirlo.

Te invito a que, al iniciar tu acompañamiento terapéutico, escribas en un par de líneas quién eres tú, y lo hagas en algún otro tiempo dentro del proceso de terapia, verás la evolución de la concepción que tienes de ti mismo, de ti misma, darse cuenta que uno es más de lo aparenta, de lo que nos han dicho sobre nosotros, genera mucha tranquilidad, mucha paz interna. Aunque también muchas áreas donde habremos de trabajar.

Psic. Anabel Tapia Ordoñez

Especialista en la Clínica de Atención

Cédula Profesional Lic. en psicología: 10651166

Psicológica Integral, CAPI.

Licenciada en Psicología egresada de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala, UNAM. Con estudios de Humanismo, especialidad de Enfoque Centrado en la Persona. Certificación en Terapia de Juego Centrado en el niño y la niña, por la UNAM.
Curso estudios en Pruebas Psicométricas y Proyectivas y Formación de Instructores para Talleres Vivenciales de Duelo por la Comunidad Latinoamericana de Resiliencia.
Actualmente, es Especialista en Terapia Infantil, Adolescentes y Adultos en la Clínica de Atención Psicológica Integral CAPI, mantiene su práctica privada activa y eventualmente participa como Facilitadora para Cursos Terapéuticos y Tallerista para Organizaciones privadas, así como atendiendo los requerimientos terapéuticos derivados de los resultados de la NOM 035.

Deja un comentario
noticias
José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
Tel. 55 5698 5624
Derechos Reservados ® CAPI
Psicologos CDMX
Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
No contamos con sucursales.
dudas
dudas