Reconociéndome en la mirada del otro. Contexto de la obra «A puerta cerrada». Psicologos CDMX

Reconociéndome en la mirada del otro. Contexto de la obra «A puerta cerrada»

agosto 4, 2021
A Puerta Cerrada es la obra teatral existencialista del filósofo Jean Paul Sartre quien representa a la muerte como la ruptura del hombre, anulando todas sus posibilidades de realización y quitándole su libertad.
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Para Sartre el elegir y el responsabilizarse son fundamentales para la realización del hombre, así que cada uno de los personajes, a medida que avanza la obra, va asumiendo y manifestando conscientemente el por qué se encuentra ahí.

La obra se desarrolla en una habitación cerrada de un salón estilo Segundo imperio (el infierno) en donde tres personajes desconocidos entre sí tienen que convivir; cada uno trae consigo su propio mundo, sus actos, sus elecciones, saben que están ahí por que algo no hicieron bien, se sienten avergonzados, temerosos al presentarse con el otro. El primero en llegar a la habitación es Garcín un hombre que engaña y maltrata a su esposa, espera encontrar su castigo, poco a poco va comprendiendo que la tortura no será física. Inés, una mujer que abiertamente se describe como mala, una mujer manipuladora que induce la muerte de su amada Florence, es la que tiene más consciencia del por qué están ahí. Estelle es la última en llegar; ella mata a su hija, se une por dinero a una persona mayor y lo engaña.

La forma en la que estos tres personajes se relacionan es en conflicto, cada uno se encuentra atado a sus recuerdos, a su culpa, tienen miedo de mostrarse tal cual son. La única que lo hace es Inés, quien reconoce su sadismo; es sin duda el personaje que más simboliza la repulsión y falta de empatía por el otro, trata de manipular y tomar el control de la situación.

Los personajes empiezan a sentir angustia y es ahí donde cobran consciencia del lugar en donde se encuentran y el por qué están juntos, sienten que les espera mucho sufrimiento y están convenidos que en este lugar recibirían su castigo, sienten miedo al verse aniquilados, cada uno observa su mundo como si fuera una película que pasa frente a ellos y esto les genera angustia, de nada servía querer ser, ya que te definen tus actos.

Resalta la necesidad del otro para así poder reflejar su propio ser, en esta proyección de poder ver en el otro lo que uno es, donde el otro otorga reproche a sus actos haciéndolo sentir culpable; ninguno de los personajes intenta comprender al otro, más bien es un ataque constante todo el tiempo, un juicio en donde nadie puede salvarse. En la obra se puede percibir cómo para los personajes es muy importante lo que piense el otro, sentirse amados, vistos, reconocidos, entendidos, y la importancia de que el otro no los vea crueles, malvados, cuidando las apariencias, y completamente alejados de su ser.

Los personajes no lograron establecer vínculos sanos en sus mundos, y al tener que convivir se detona todo este comportamiento. El infierno son los demás porque en el otro ven reflejadas todas sus culpas, es el otro quien lo juzga, quien lo observa y quita su libertad, es el otro el que te somete, que te lastima, que te vulnera; al llegar a la habitación ellos entregan a quienes creen que son sus verdugos ese poder, tratan de ignorarse pero no pueden con su propio silencio que los atormenta, al final ellos son los únicos que podrán liberarse.

El otro actúa como espejo en los personajes, cada uno observa en el otro lo que quiere ver, lo que espera, lo que necesita, por ejemplo, Inés necesita dolor del otro, sufrimiento, en su sadomasoquismo disfruta generando dolor y que la lastimen. Garcín necesita ser el héroe por eso propone salvarse, les pide que busquen dentro de sí mismas, quiere quitar la luz, le molesta la voz de sus compañeras porque ve reflejado todo lo que no habló y no lloró su mujer, por eso lo atormenta, y por otra parte, Estelle, mediante su negación y el cuidado de su apariencia, se siente en peligro porque no logra verse, no logra reconocerse, necesita encontrar en Garcín un hombre que pueda amarla para afirmar su existencia y ve en Inés la sexualidad amenazante como herramienta que ella misma empleaba para aniquilar y controlar a su pareja y amante.

La mirada del otro es esencial para comprender la obra, es en la mirada del otro donde puedo percibir mi vida, la mirada del otro me delata, ante esta mirada se puede sentir vergüenza, complacencia, tristeza o angustia; la mirada del otro puede despertar estímulos orgánicos como en el caso de Garcín (que hacía ruidos con su boca cuando estaba cerca de Inés). Es en la mirada del otro donde reconozco que soy como el otro me ve.

Una obra súper interesante que me permitió comprender como Sartre explica las relaciones interpersonales y analizar sobre mi propio ser.

Lic. Montserrat Camacho Besoy

Lic. en Psicología infantil, desarrollo, alternativas educativas y psicoterapia.
Especialidad en Psicoterapia Infantil en la Asociación Mexicana de Alternativas en Psicología.

Especialista en terapia individual (adultos, tercera edad, niños)
Enfoque: Humanismo, Cognitivo Conductual

N° de cédula: 5018674

Egresada de la Universidad Salesiana, realizó estudios en Psicología infantil, Desarrollo, Alternativas educativas y psicoterapia. Tiene una Especialidad en Psicoterapia Infantil en la Asociación Mexicana de Alternativas en Psicología.
Cursó un Diplomado en Formación Humanista por la Universidad Salesiana y un Diplomado en Terapia de Juego en AMAPSI.
Asimismo, realizó estudios en Capacitación Didáctica en Educación Preescolar por la SEP. Ha impartido Talleres de Psicología Infantil a docentes y padres de familia; así como talleres dirigidos a adolescentes y ha trabajado como Instructora de Estimulación Temprana.
Posee experiencia clínica en consultorio privado y actualmente, es Especialista en Terapia infantil y adolescente, en la Clínica de Atención Psicológica Integral, CAPI.

Deja un comentario
noticias
José Simón Bolívar 1016, Col. Niños Héroes de Chapultepec,
Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México,
Tel. 55 5698 5624
Derechos Reservados ® CAPI
Psicologos CDMX
Diseño web: Soto Comunicación Gráfica

El signo distintivo CAPI CLINICA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL Y DISEÑO, se encuentra registrado como marca mixta ante el INSTITUTO MEXICANO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, por lo que su uso no autorizado se sancionará como infracción administrativa conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.
Horarios CAPI: Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También contamos con horario de las 7:00 am
No contamos con sucursales.
dudas
dudas