Frases motivacion CAPI

La importancia de la educación transmitida en las familias y cómo impacta en los niños, niñas y adolescentes.


TLMD-shutterstock-familia-se-divierte-mejores-familias
La influencia que tienen los mensajes que se transmiten de generación en generación es crucial y tiene consecuencias en la forma en la que se desarrollarán los niños, niñas y adolescentes cuando sean adultos. El caso de las niñas que de pequeñas son muy exigidas por sus padres es un excelente ejemplo, pues en gran parte de los casos estas pequeñas se convierten en mujeres codependientes.

Dichas familias tienen conductas como las siguientes:

  1. Obligan a sus niñas a ser “las mejores” calificaciones, imagen física, deportes. El que se vuelva adicta al reconocimiento, los diplomas y las medallas garantiza que su criterio no funcione de forma adecuada cuando establezca relaciones conflictivas o disfuncionales. Esto debido a que se sienten obligadas a reparar y a resolver porque el no haber ejercitado tolerancia a la frustración hará que no se pueda dar “por vencida” aun cuando no es feliz.
  1. Otorgan obligaciones y deberes a temprana edad, que por lo tanto, no le corresponden. De esta manera aprenderá que sentirse necesitada es ser valiosa, y hará en el futuro todo lo posible por tener esa sensación. Si de una niña pequeña dependió el bienestar de sus hermanos pequeños, es probable que se convierta en una adulta de la que dependan los demás, una pareja abusiva es el ejemplo más recurrente.
  1. Juzgan de manera frecuente. Esto ocasiona que a menudo duden de su propia capacidad, y al tener baja autoestima y una imagen débil de sí mismas, terminarán por aceptar cualquier tipo de situación por dañina que esta sea.
  1. Evitan la comunicación. Los problemas no se hablan, nadie quiere saber malas noticias. Esto les impide que puedan pedir ayuda cuando la necesiten. Por ejemplo, al empezar a sentir malestar en una situación específica.

Educarlas entre secretos hace que se vuelvan expertas en ocultar situaciones que de raíz son enfermizas.

  1. Por último: no les permiten fallar, esto genera que entienda muy bien que este acto humano a ella no le es permitido. Así nunca admiten el maltrato, ni el cansancio ni la infelicidad.

Cuando se atienden parejas en el consultorio, la contraparte de una mujer codependiente es un hombre violento.

Las familias de los niños que se vuelven violentos tienen las siguientes características:

  1. Madres fálicas:

Esto significa en términos más simples, que las mamás de estos pequeños (en un afán amoroso y pensando que es lo mejor para ellos), les resuelven todo. No les permiten esforzarse ni ganarse las cosas. Son madres sobreprotectoras y que ejercen su control por medio de ese amor, a veces, sin medida.

  1. Padres ausentes:

Aún cuando los padres vivan físicamente cerca de estos niños, sus familias se caracterizan por el hecho de que el padre (quien representa, según la teoría freudiana a la ley y al orden) no participa mucho de la formación de los pequeños, se les permite o se les obliga a que tomen decisiones y ejerzan roles que no les corresponden y para los que no están preparados.

  1. Ausencia de límites:

El establecimiento de límites claros y consistentes es una de las tareas primordiales de la pareja de padres en un sistema familiar.

Cuando a los niños (o niñas) se les deja hacer lo que quieran, se les violenta también en el sentido de que no se promueve que desarrollen un sistema propio de auto regulación, no aprenden a seguir reglas y normas sociales y esto les implica muchas dificultades en su vida adulta, pues crecen pensando e interiorizando que sus deseos e impulsos están por encima de los de los demás.

Como seres humanos es necesario reconocer cuales son nuestros patrones aprendidos, nuestros huecos, los puntos ciegos que podemos presentar a lo largo de nuestra vida por diferentes razones y circunstancias. Un espacio terapéutico es siempre una excelente alternativa para hacerlo.

Psic. Diana Camacho

Especialidad en el trabajo de temas relacionados con la violencia, abuso sexual y sexualidad humana.
Capacitadora y docente.

Especialista en terapia individual (adultos), parejas y familias
Enfoque: Sistémico

N° de cédula: 7679374

Licenciada en psicología por la Universidad Autónoma Metropolitana. Terapeuta individual, familiar y de pareja. Con 10 años de experiencia en el trabajo clínico con niños, adolescentes, adultos e instituciones. Con especialidad en el trabajo de temas relacionados con la violencia y abuso sexual. Capacitadora y docente.

Deja un comentario
noticias
Horarios CAPI
Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También pregunta por nuestro horario de las 7:00 am