Solicite más informaciónSeguridad
Frases motivacion CAPI

Problemas de lecto-escritura

La escritura  es considerada una habilidad secundaria del lenguaje, mientras que el habla es la actividad lingüística primaria que poseemos, éstas pueden considerarse como herramientas que tenemos los seres humanos que nos permiten acceder a la información y desarrollar nuestro conocimiento, es por ello que éstas tienen un papel importante en el desarrollo de las personas, pues se considera que son las que les permitirán alcanzar el éxito en un nivel académico, social y cultural.
Estos sistemas de comunicación tienen una implicación continua, pues  aunque son habilidades distintas, comparten muchos de los procesos que se relacionan a nivel comprensivo y de producción del lenguaje, además de una serie de características en el sistema alfabético donde el lenguaje escrito tiene como base el lenguaje oral.

Lo anterior, es debido a que el lenguaje hablado es una habilidad que los seres humanos desarrollamos en los primeros años porque es una necesidad  propia de nuestra condición para poder comunicarnos e interactuar con nuestro entorno; no obstante, el aprendizaje de la escritura comienza alrededor de los 5 años, cuando accedemos a las instituciones educativas, por lo que cuando nos acercamos a esta habilidad de expresarnos en forma escrita, ya hemos recorrido un largo camino en el lenguaje oral.

Ahora bien,  enfocándonos a los procesos que comparten el lenguaje oral y el lenguaje escrito, diremos que uno de los más significativos es el acceso a las palabras del léxico, el análisis de la frases y la comprensión del mensaje que permiten la comunicación entre las personas, de este modo, los niños que inician en el aprendizaje del lenguaje escrito deben comprender dos cosas básicas: que los símbolos escritos representan unidades del lenguaje y que las unidades que se representan son los FONEMAS, los cuales son las unidades más pequeñas en las que se puede dividir un conjunto fónico.

Así pues, el lenguaje escrito y el lenguaje oral comparten muchos procesos, ambos dependen de las estructuras lingüísticas, fonológicas, sintácticas, semánticas y pragmáticas al grado de que algunos autores consideran que lo específico de la habilidad lectora es el reconocimiento de la palabra:

El proceso fonológico, el cual es un medio indirecto, que parte del análisis visual para llegar al significado de la palabra, implica la recodificación de los estímulos gráficos en un código de habla, mediante las reglas de conversión de los fonemas (sonidos) en grafemas (letras) y la existencia del léxico auditivo; éste es una habilidad básica para la decodificación de las palabras y es un elemento imprescindible para el desarrollo temprano de la habilidad lectora.
Proceso sintáctico, el cual se refiere a la habilidad para comprender cómo están relacionadas las palabras entre sí, es decir la estructura gramatical básica del lenguaje, el cual puede ser el origen de dificultades lectoras cuando se leen las palabras pero no se comprenden las frases que componen un texto.

Proceso semántico, es el que está centrado en la comprensión del significado de las palabras, frases o textos, éste se encarga de integrar la nueva información al conocimiento que se tiene y se ha adquirido previamente.

Otros proceso importante es el Proceso Ortográfico, el cual debe comprender y utilizar las reglas arbitrarias de escritura y el conocimiento y uso de la reglas ortográficas, pues éstos contribuirán a facilitar una lectura y escritura fluida de las palabras.
Como se puede observar,  aunque los procesos implicados en el lenguaje hablado y el lenguaje escrito, tienen características propias,  éstos están claramente ligados, ya que un adecuado desarrollo de la competencia oral puede ser la raíz más importante de la escritura.

En CAPI contamos con especialistas y psicólogos expertos en los problemas de lecto-escritura.
¡Permítanos ayudarle!

noticias
Horarios CAPI
Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También pregunta por nuestro horario de las 7:00 am