Capi Psicologos en DF

Cuando se maltrata al amor


chica trista

Amor, es una palabra que escuchamos comúnmente, algo que sentimos hacia una persona, regularmente asociado con el amor romántico, frases como “encontré al amor de mi vida”, “es amor verdadero”, etcétera. Cuando tenemos una pareja queremos hacerle saber lo que sentimos hacia ella, ya sea a través de atenciones, detalles, actos o palabras. “Te quiero”, “Te amo”, son palabras que solemos escuchar comúnmente y que tienen un gran significado para nosotros ya que nos sentimos queridos y valorados. Pero estas palabras y actos, ¿qué tan reales son? Sabemos que cuando existe una pareja, ya sea en el noviazgo, matrimonio o unión libre, intervienen los afectos, como la comunicación, confianza y respeto. ¿Pero qué sucede cuando no observamos nada de esto en nuestra relación?, ¿y lo que observamos y escuchamos no nos agrada? Nos ponemos a pensar por un momento en lo que sucede en nuestra relación: “pero así es él (ella)”, “así es su forma de ser”, “”yo tuve la culpa, no debí hacer”, “tiene razón”. Estas frases suelen ser comunes y a menudo son justificaciones que hace la persona por su pareja cuando se presenta la violencia. “Pero a mí nunca me ha pegado”, cabe mencionar que la violencia no siempre es física. Existen otros tipos de violencia. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la violencia de género es “todo acto violento que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psíquico, incluidas las amenazas, la privación arbitraria de libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o privada”. Esta se produce  para mantener el control sobre la otra persona, la violencia de género es ejercida tanto a hombres como mujeres. En ocasiones la persona no distingue la violencia como tal, sino que la considera  algo normal, esto se debe a que se ha desarrollado en ese ambiente, y asimismo puede confundir el amor con la agresión e incluso confundirlo con la culpa.

Solemos irnos con el concepto erróneo de que la palabra violencia es igual a golpes y en ocasiones no se presenta únicamente de esta forma.

Fuentes (2011). Nos habla acerca de la violencia  en la pareja, nos dice que es un fenómeno construido por colaboración de ambas personas, no sólo de una, en nuestra sociedad la masculinidad se asocia con el hecho de ser dominante, tener  poder y obtener todo aquello que uno quiere, mientras que la feminidad se asocia en mayor medida con la sumisión, la disponibilidad y la pasividad.  No obstante,  la mujer actualmente no siempre toma el papel de sumisión sino que el hombre también, esto depende mucho de la historia de la persona, como su historia familiar,  creencias e ideología.

Existen diferentes tipos de violencia que se pueden presentar dentro de la pareja:

  • Violencia física:Cualquier acto que inflige daño usando la fuerza física o algún tipo de objeto que pueda provocar lesiones internas, externas o ambas.
  • Violencia psicológica: Se afecta la estabilidad  psicológica como abandono, descuido reiterado, celotipia, insultos, humillaciones, devaluación, marginación, indiferencia, comparaciones destructivas, rechazo  y amenazas.
  • Violencia verbal: Incluye insultos, gritos, frases de menosprecio, humillación y apodos.
  • Violencia sexual: Acto que degrada o daña el cuerpo y la sexualidad de la  persona, atenta contra su libertad, dignidad  e integridad  física, se  fuerza a la persona a tener relaciones sexuales  o participar en actividades  sexuales no deseadas.
  • Violencia económica: Afecta la supervivencia económica de la persona, se limita a la persona  a controlar los ingresos económicos, así como la percepción de un salario menor.
  • Violencia patrimonial: Afecta la supervivencia de la persona, transformación, destrucción o retención de objetos como; documentos personales, bienes y valores, derechos patrimoniales o recursos económicos.

Factores que intervienen en la violencia

  • Antecedentes de violencia familiar.
  • Personalidad agresiva.
  • Altos niveles de estrés cotidiano.
  • Abuso de alcohol.
  • Abuso de sustancias.
  • Problemas  maritales o desempleo.

 Causas

  • Debido a carencia afectiva.
  • Incapacidad para resolver problemas adecuadamente.
  • Nivel neurológico, lesiones en el sistema límbico, en los lóbulos frontales y temporales o anormalidades en el metabolismo de la serotonina que pueden predisponer a la agresión.
  • Es importante saber y reconocer que ambos necesitan ayuda pero  no sólo a nivel de pareja sino a nivel individual.

¿Por qué ir a  terapia individual y no sólo a terapia de pareja?

Debido a que ambos han vivido situaciones muy difíciles y tensas es importante trabajarlo primero a nivel individual debido a que cada uno lo ha experimentado  de forma muy diferente  a pesar de que haya sido la misma problemática, ya que estas situaciones han desencadenado miedo, ansiedad y frustración e intervienen con la vida diaria de la persona, aspectos que son importantes trabajar primero  a nivel individual.

¿Cómo puedo saber que es violencia y no amor?

Es importante hacerse una pregunta: ¿Te sientes bien  con cosas que te dice o hace? En ocasiones el  amor y la violencia pueden ir de la mano sin darnos cuenta.

Por otra parte, interviene un amor que es muy importante en nuestras vidas, que es fundamental y que en ocasiones se desplaza, como es  el amor propio,  este se hace a un lado debido a que se busca  y  se espera  encontrar el “amor” en otra persona. Sin darse cuenta de que se está construyendo  un camino muy largo en esta búsqueda constante y que regularmente suele fracasar, lo que provoca que la persona se frustre. Finalmente, es  muy importante estar alerta ante los primeros signos de violencia, ya que  podrían evitarse  problemáticas mayores así como cuestiones de salud  tanto física como mental que puedan poner en riesgo tu vida. Esto puede lograrse con ayuda de un especialista bajo un tratamiento personalizado para saber manejar esta situación, tomar conciencia, entenderse  a sí mismo y salir adelante  para estar en armonía.

BIBLIOGRAFÍA:

Navarro, G. J., & Pereira, M. J. (2011). Parejas en situaciones difíciles. Paidós. Barcelona.

González, N. J. (2010). Recuperando la capacidad de amar. Psicología de lo masculino. IIPCS. México

 

Etiquetas: , , , ,

CAPI. Clínica de Atención Psicológica Integral

Deja un comentario
noticias
Horarios CAPI
Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También pregunta por nuestro horario de las 7:00 am