Capi Psicologos en DF

Adicción a internet: un riesgo en el desarrollo del adolescente


adiccion al internet

El uso de internet y de las nuevas tecnologías nos ha brindado herramientas de investigación, un medio de diversión y nuevas formas de comunicarnos con los otros, que en generaciones anteriores no nos hubiéramos imaginado más que a través de la ciencia ficción. Este nuevo estilo de vida trae consigo nuevas oportunidades y retos como sociedad, pero también conlleva nuevos riesgos en la salud y el desarrollo psicosocial de estas generaciones.

El término adicción está relacionado al consumo de sustancias que producen una necesidad fisiológica, sin embargo, desde hace ya algún tiempo algunos autores investigadores en psicología han hablado de “adicción a internet” como el uso patológico del mismo que se caracteriza por la pérdida de control en conductas que tienen como resultado el aislamiento y el descuido de las relaciones sociales, las actividades académicas, las actividades recreativas, de la salud y de la higiene personal.

Se sabe que los adolescentes se sienten especialmente atraídos por internet debido a sus características de desarrollo.

Gracias al internet los adolescentes obtienen respuesta de una amplia gama de preguntas, consiguen información rápida y actual, mantienen relación con contactos existentes y nuevos, se divierten, etc.

Internet facilita la vida diaria de los adolescentes ya que algunos necesitan sentirse estimulados mediante situaciones que pueden ser positivas como ser aceptados o valorados, aumentar la destreza en los juegos y generar sentimiento de igualdad y ocupación de horas libre. Sin embargo, estas situaciones pueden llenar un vacío cuando se trata de adolescentes con un déficit en habilidades sociales fuera de las redes sociales.

El hecho de que esta actividad sea tan fascinante para los jóvenes resulta en periodos de intensa actividad online (siempre conectados y comprobando si tienen notificaciones nuevas). Para los adolescentes (y muchas veces también para algunos adultos) resulta complicado ejercer un autocontrol en el tiempo y la intensidad con que se conectan, el uso excesivo de internet puede provocar: descuido de las rutinas diarias (colegio, amigos, obligaciones), efectos negativos por el uso excesivo (alteración del sueño, ansiedad si no puede conectarse), dificultad para disminuir su uso, incluso si reconocen el impacto negativo, etc.

Muchas veces, el adolescente puede tener necesidad de conocimientos, vivencias y experiencias fuera de la vida online, sin embargo, debido a sus deficientes habilidades sociales se siente decepcionado, acosado o excluido, y por lo tanto “atrapado”.

Pero, ¿cómo distinguir cuando un joven es adicto a internet?, de acuerdo con Kimberly Young (1996), investigadora del tema, algunos indicadores son:

  • Largos periodos de acceso a internet y aumento progresivo de su frecuencia: las horas de conexión se van incrementando hasta alcanzar un nivel medio por encima de las 10 horas diarias (ya sea en computadora, tablet o celular).
  • Se muestran conductas, pensamientos o deseos que tienden a controlar el tiempo de conexión, por lo que desarrollan determinados intentos que suelen fracasar sistemáticamente, y este fracaso produce frustración y pensamientos de tipo negativo.
  • Se reduce significativamente el tiempo dedicado a actividades de tipo social, laboral o de ocio, lo que produce un aislamiento social (fuera del ámbito de la red) y problemas académicos, aparecen problemas y un abandono de la relación con determinadas personas significativas (p.ej.: amigos).
  • Se detectan problemas de falta de sueño que inciden negativamente sobre el rendimiento, una mala o deficiente alimentación que comporta un incremento o decremento en el peso e incluso cierto abandono de la higiene personal.
  • Se pueden observar movimientos de tipo compulsivo tales como: movimientos repetitivos de los dedos simulando el tecleo y/o movimientos también repetitivos de la mano simulando el movimiento del ratón.
  • Ansiedad, fantasías o sueños en relación con la red y pensamientos obsesivos sobre lo que está pasando en internet.

Asimismo, el uso indebido de redes sociales pone en riesgo la integridad del adolescente. En encuestas sobre el uso de redes sociales se encontró que el 63% de los adolescentes encuestados se contactó con extraños a través de la red, el 9.3% percibió esta experiencia como dañina. De los menores que habían contactado con extraños online, un 45.7% habían quedado cara a cara con alguien que conocieron previamente por Internet (esto supone un 28.4% del total de la muestra).

Ahora bien, los padres se ven con frecuencia en serios conflictos con sus hijos adolescentes al intentar controlar o restringir el uso de internet, y es que no solo se trata de educar a los jóvenes para hacer frente a los riesgos y que así no lleguen a experimentar riesgos, sino además será necesario también fortalecer herramientas sociales y personales que los hagan disfrutar las experiencias sociales. Por otro lado, es común que esta práctica cubra una necesidad o un vacío personal, aunque muchas veces el joven no sepa que lo padece.

Como padres, maestros y adultos es nuestro deber informar de los riesgos del uso inadecuado de internet y si es necesario proveer al adolescente de un espacio de autoconocimiento en el que pueda expresar sus necesidades. En CAPI contamos con un grupo de psicólogos especializados en adolescencia preparados para acompañar al adolescente en cada uno de los retos que estos tiempos modernos le confronta.

 

Etiquetas: , , , , , ,

CAPI. Clínica de Atención Psicológica Integral

Deja un comentario
noticias
Horarios CAPI
Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También pregunta por nuestro horario de las 7:00 am