Capi Psicologos en DF

Etapas de pareja


etapas de pareja

Hay parejas que se preguntan, ¿qué paso con nuestra relación?, todo iba tan bien y no existe un evento que lo explique o en ocasiones la respuesta no tiene nada que ver con falta de amor; y sufrimos sin saber que la crisis actual por la que la pareja está pasando tiene que ver por el momento de transición de una etapa a otra.

A que me refiero con esto, como la mayoría de los seres vivos pasan por etapas como nacer, crecer y morir, así nosotros y nuestras relaciones no son la excepción. Así la relación de pareja tiene etapas, es decir, va cambiando con el paso del tiempo, al igual que nosotros como individuos, ya que vamos modificando algunos aspectos de nuestra conducta, pensamientos y manera de ver la vida por el aprendizaje que nos da la experiencia, lo cual cambia nuestras conductas lo que impacta a la relación no solo con la pareja sino con todas las personas con las que interactuamos, por lo tanto la relación de pareja también cambia.

Diversos estudios de las relaciones de pareja han establecido que las etapas por las que pasa todas las parejas, sin olvidar que cada pareja la pasan a su manera y con diferencias unas con más naturalidad y otras como un huracán, pero pasan por la mayoría tarde o temprano.

La relación de pareja comienza con el enamoramiento en donde las personas que conforman a la pareja sienten que encontraron a su media naranja, que son el uno para el otro y que son perfectos. Esto está bien en un principio, pero tratar de que esto se prolongue es anti-natura, porque en esta etapa te olvidas de ti mismo como individuo, algo que se requiere para iniciar una relación pero nada más, porque a lo largo del tiempo el olvidarse de uno mismo tiene un costo muy elevado.

Después del enamoramiento viene la etapa en donde se comienza a ver la pareja de manera menos perfecta o idealizada. Está etapa te permite conocer en realidad a tu pareja, ver sus cualidades pero también ver aspectos que a lo mejor no son tan gratos. El objetivo es poder tomar la decisión de continuar o no con esta persona y pasar a la siguiente etapa.

Si todo marcha bien o no tan bien, pero se decide continuar, pasamos a la siguiente etapa, la formalización de la pareja, ya sea con el matrimonio o con el irse a vivir juntos, las cosas cambian, pues no es lo mismo estar solo por ratitos con una persona y que vivir con ella. Al principio todo marcha de maravilla, pues esta la ilusión del momento y la felicidad por el crecimiento de la relación, pero con e l tiempo comienza a salir lo detalles de costumbres y tradiciones que si no se hablan o se negocian, sino al contrario se guardan, la molestia va creciendo hasta que explota o se va actuando el enojo sin un sentido ocasionando problemas y conflictos sin pies, ni cabeza, es decir la pareja no entiende porque su pareja está tan enojada. Aunque las cosas no estén tan bien, la etapa que sigue es el nacimiento del primer hijo, nuevamente viene un cambio, en donde la pareja deja de ser solo pareja y se convierten en padres. El problema en esta etapa es que se olviden de su pareja y solo se dediquen al ser padres, que a lo largo de mi experiencia es lo más común, pero por ser lo más habitual no quiere decir que sea lo ideal. O el otro problema es que alguno de los miembros de la pareja quiera quedarse en el otro extremo, es decir, tratar de continuar con las rutinas de cuando no tenían hijos, lo que da inicio a las dificultades entre la pareja.

Después viene una etapa que es muy larga que tiene sub etapas, que es la crianza de los hijos, la cual va cambiando según los hijos van creciendo y cada sub etapa implica ajustes y cambios en la familia y en la pareja. Lo que implica una flexibilidad para la adaptación de cada uno de los integrantes de la pareja, para poder pasar a la siguiente que es la muy conocida y popular etapa del “nido vacío”, en donde los hijos dejan la casa de los padres. En esta etapa la pareja se tiene que reencontrar, el problema aquí es cuando la pareja solo se dedico a ser padre y se olvidaron de ser pareja.

Si se dan cuenta cada etapa implica cambios, ajustes, reacomodos y en ocasiones producen crisis en la pareja y sensaciones de que no pueden más.

Pero no se sabe que la crisis y estos momentos nos da la oportunidad de aprender de nosotros y de nuestra pareja.

En ocasiones los conflictos que hay en casa surgen porque la pareja justo esta en este momento de transición de una etapa a la otra.

Por lo que es importante que si comienzan a tener problemas con su pareja y no encuentran una razón en especial o muy clara, consideren el punto anterior, el identificar en que etapa se está es lo mejor y resulta mucho más fácil con la ayuda de un profesional para crear estrategias de resolución del conflicto y la transición lo más “suave posible”, para llegar a la adaptación de la nueva etapa.

 

Etiquetas: , , , , ,

Psic. Marcela Cervantes Chávez

Psicoterapeuta de CAPI

Estudió en la Facultad de Psicología de la UNAM. Es pasante de Maestría en Psicoterapia de pareja y familia, en Instituto de Terapia Familiar, CENCALLI. Cuenta con diplomado en Trastornos de la Alimentación cursado en Monte Fénix y una Certificación nivel II en Psicoterapia asistida por equinos, avalado por EAGALA. Cursó un Diplomado en Enfermedades Psicosomáticas, en el Circulo Psicoanalítico, así como un Diplomado en Nutrición Biodirigida y otro en Homeopatía, ambos avalados por la Escuela Latinoamericana de Educación en Salud Integrativa.
Tiene experiencia laboral por más de 11 años como psicoterapeuta. Es psicoterapeuta de pareja y familia desde hace más de 5 años en el Centro de Atención Psicológica Integral, CAPI.

Deja un comentario
noticias
Horarios CAPI
Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También pregunta por nuestro horario de las 7:00 am