Capi Psicologos en DF

Cáncer de mama: Oportunidad de transformación


cancer-mama-fertilidad-300514-

¡La hora ha llegado! Recibes los resultados de los estudios que confirman aquello que tanto habías temido.

Aquella protuberancia que sentiste en tu seno aquél día, sí, es cáncer.

Al instante, sientes que todo se detiene, la noticia es como un golpe seco que deja  estático todo el entorno. Y al siguiente momento te encuentras yendo a casa con una infinidad de pensamientos y emociones que corren a raudales en tu mente y se desbordan sin poderlos contener de tus ojos y de tu corazón.

En cuanto le compartes el diagnóstico a tu familia, observas diversas y sensibles reacciones.  La familia cercana  quiere estar “fuerte” para ti, pero te das cuenta que tratan de hacer el mejor esfuerzo para sobrellevar la noticia y al ver sus ojos llorosos, los rostros de angustia y los labios secos y temerosos de los que te acompañan, te resulta aún más difícil asimilar la noticia: “Tiene cáncer de mama” y a pesar de que en todos los medios de comunicación, el listón rosa y las campañas publicitarias del cáncer de mama son más comunes, tener este diagnóstico en tu propio cuerpo sigue siendo tan desconocido, extraño y desconcertante. Cada día que pasa todo se va impregnando más  y más de: cáncer de mama.

Las emociones y pensamientos desasosegados continúan creciendo y todo intento por tranquilizarlos parecería un simple paliativo ante el grito desesperado del alma. Aquella alma que queda fragmentada frente a esta nueva experiencia.

Los días transcurren y es tiempo de empezar a hacer un espacio en tu vida cotidiana para comenzar a vivir la experiencia del cáncer; como ir al oncólogo, ir a los hospitales, ir a las quimioterapias, aprender nuevas términos e información que es indispensable conocer. Sin embargo, las emociones que vienen desde lo más profundo de tu ser, de éstas casi nadie habla, pocos tocan el tema, quizá no saben cómo escuchar… La vorágine de la mente comienza a pensar: ¿Cuánto tiempo me queda?, ¿soy una persona con una enfermedad incurable?, ¿la gente me va a rechazar?, ¿soy una “mala” persona por tener esta enfermedad?, ¿mi esposo, … qué va a pensar mi esposo?, ¿mis hijos, qué va a pasar con mis hijos…?

Además, esta enfermedad comienza a refrescar cosas del pasado, situaciones en las que te desconectaste de ti misma, todos aquellos sueños y anhelos, todos los pendientes por resolver, ¡todas las experiencias por vivir! Y siempre asalta la pregunta: ¿Todavía queda tiempo? El cáncer comienza a acercarte contigo misma, aquél cuerpo que por el momento no entiendes y al cuál preguntas: ¿Por qué enfermaste? Y comienzas a redirigir preguntas importantes o vitales como: ¿cuándo dejé de disfrutar tantas cosas?, ¿cuándo dejé de hacer lo que me apasiona?, ¿cuándo renuncié a mis sueños?, ¿cuándo me hice tan extranjera de mi propio cuerpo?, ¿cuándo permití que mi alma estuviera tan hambrienta que llegué hasta esta enfermedad?, ¿cómo y cuándo perdí mi propio oído interno, aquél que me hacía escuchar mi más profundo sentir, pensar e intuición?, ¿cuándo llegué a esto que parece una destrucción a mi propio cuerpo? Infinidad de preguntas emergen de ti a la vez que vives la experiencia de cáncer de mama y sientes que nadie te entiende pues todo tu dolor, sólo lo sabes tú.

Sin embargo, no estás sola, pues existen otras mujeres que viven una experiencia semejante a la tuya, y es en un grupo de apoyo que se puede empezar a trabajar todas las emociones y pensamientos que has tenido desde que te dieron tu diagnóstico. No importa cuál sea tu fase de cáncer aún puedes encontrarte contigo misma, aun puedes recuperar tus ciclos, sueños y pasiones a la vez que construyes mayor conciencia de ti misma. Sí, ¡aún es tiempo! Siempre es tiempo de perderse, buscarse y encontrarse. Volver a saber que la vida aún habita en tu maravilloso cuerpo, que la vida camina en cada rincón de tu ser.

Cuando uno enferma AHORA es el único tiempo que podemos aprovechar. El ahora para liberar el pasado que sientes que te ata, el ahora para desahogar el dolor manifiesto en cada célula de tu cuerpo, de tu corazón y de tu mente, el ahora para abordar el miedo, la desesperanza, la tristeza, la frustración, la impotencia, la incertidumbre… AHORA es el momento de volver a encontrarte contigo misma y hacer de tu vida una experiencia de valor, estima, integridad y armonía, pues si te quedas en el dolor la oportunidad de transformación de esta impactante experiencia puede no ser tomada.

Etiquetas: , , , ,

Psic. Arianet Rosales Montiel

Psicoterapeuta de CAPI

Psicóloga Clínica egresada de la Facultad de Psicología de la UNAM. Titulada con mención honorífica, cursó un diplomado en Tanatología por el INMEXTAC. Tiene una especialidad en terapia psicocorporal por el Centro Yollocalli; así como experiencia en el abordaje de adicciones, trastornos de alimentación, depresión y codependencia en Avalon. Ha trabajado en investigaciones dentro del IMSS, el tema de violencia intrafamiliar y de pareja. Ha realizado acompañamiento institucional y privado con un equipo interdisciplinario con médicos psiquiatras, psicoanalistas y terapeutas de otras corrientes. Cursó además un seminario de pareja bajo un enfoque psicoanalítico. A la fecha se encuentra en estudios para la aplicación de técnicas de meditación para distintas afecciones o padecimientos.
Actualmente realiza talleres, da cursos y conferencias con diversos temas para estudiantes, padres de familia o personas que se encuentran en el desarrollo y equilibrio de sí mismos. Es especialista en la Clínica de Atención Psicológica Integral, CAPI.

Deja un comentario
noticias
Horarios CAPI
Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También pregunta por nuestro horario de las 7:00 am