Asertividad: estilos de comunicación… ¿Cuál es frecuentemente el tuyo?


comunicacion estilos

Todos hemos escuchado esta palabra en algún momento pero… ¿Sabes a qué se refiere? ¿Has intentado ponerla en práctica?

La asertividad es un término de uso cotidiano que usamos para referirnos a cierto estilo de comunicar.

Es un tipo de habilidad social que se caracteriza por la adecuada expresión de ideas, emociones, necesidades, etc. Sin ofender a quien nos escucha, lo que abre las posibilidades de diálogo y amistad con los demás.

Esta suele ser una habilidad que, como todas, se puede ejercitar cada día, con cada acción y con todas las personas.

Bienvenidos a este recorrido por el mundo de la asertividad, sus usos y beneficios…

La comunicación es la manera más directa y practica de los seres humanos para relacionarnos, y existen tres estilos, según la experta Castanyer (1998):

Estilo pasivo: Son personas que no defienden sus intereses, no expresan sus sentimientos verdaderos, creen que los demás tienen más derechos que ellos mismos, no expresan desacuerdos.

En mi experiencia terapéutica, estas personas buscan la aprobación de los demás, el hecho de no pertenecer a un grupo por opinar diferente les causa demasiada inseguridad, por lo que prefieren omitir sus opiniones. Consideran la ventaja de no ser rechazados directamente, pero pierden la oportunidad de mostrarse tal cual son.

Estilo agresivo: No tienen en cuenta los sentimientos de los demás. Acusan, pelean, amenazan, agreden, insultan. Presentan la ventaja de que nadie les pisa y la desventaja de que nadie les quiere a su lado (Castanyer, 1998).

En consulta psicológica, estas personas suelen minimizar lo expresado por los demás. Considerando esto en una pareja o familia: ¿Qué tipo de relación crees que pueda forjarse?

Estilo asertivo: Consiguen sus objetivos sin dañar a los demás. Se respetan a ellos mismos pero también a los que les rodean. Actúan y dicen lo que piensan, en el momento y lugar adecuados, con franqueza y sinceridad. Tienen autenticidad en los actos que realizan, están seguros de sus creencias y tienen la capacidad de decidir (Castanyer, 1998).

La asertividad se diferencia y se encuentra en un punto intermedio entre la agresividad y la pasividad.

Luego de leer esto, podríamos imaginar que la asertividad es como una pastilla mágica que nos convertirá en invencibles a la vista de los demás. Te comento que no es así, pero sí es una herramienta que nos facilita la relación humana y lo más importante, la congruencia y armonía contigo mismo. Te invito a que continúes descubriendo este tema, pues los artículos siguientes abordaran los beneficios de la asertividad.

¿Quiénes son asertivos?

Andrew Salter (1949), definió la asertividad como un rasgo de personalidad y pensó que algunas personas la poseían y otras no, exactamente igual que ocurre con la tacañería y la extroversión.

Hoy sabemos que todo el mundo tiene la capacidad de ser asertivo si lo ejercita día a día, como he mencionado.

¿La asertividad es solo verbal?

Para que un mensaje se considere transmitido de forma asertiva, las señales no verbales tienen que ser congruentes con el contenido verbal. Por ejemplo, la mirada y expresión facial.

La mirada es importante en mayor o menor medida cuando nos comunicamos, y esto depende del contexto en el que nos encontremos y la persona con la que nos comuniquemos. Sin embargo, en mi experiencia terapéutica, percibo que a la mayoría de las personas les agrada el contacto visual, pues esto es interpretado como símbolo de conexión y atención.

La expresión facial, puede mostrar el estado emocional de las personas, nos ayuda a intuir si hay comprensión del mensaje, actitudes hacia la situación, etc.

Es importante mencionar, que no poseemos un estilo definitivo, cada situación puede presentar mayor o menor dificultad para ser manejada con asertividad de acuerdo a nuestra historia de vida, pero te invito a reflexionar.

Te sugiero que, con lo que has leído y el recuerdo de situaciones concretas, contestes lo siguiente:

En tus conversaciones…

  • ¿El mensaje final es distinto al que querías transmitir?
  • ¿Tienes temor de expresar tus ideas o emociones?
  • ¿Has apoyado alguna idea o acción sin desearlo para lograr aceptación?
  • ¿Comúnmente las personas manifiestan incomodidad después de una charla contigo?

Si has respondido afirmativamente entonces te invito a reflexionar tu estilo de comunicación.

La falta de asertividad no es aparentemente un motivo que traiga a las personas a consulta psicológica, sin embargo, después de algunas sesiones nos damos cuenta de que es útil trabajar en ella para resolver situaciones difíciles y mejorar situaciones cotidianas.

En CAPI encontrarás asesoría para empezar el camino a la asertividad y disfrutar sus beneficios.

 

Bibliografía:

  • Castanyer, O. y Spiess, M. (1998) La asertividad: Expresión de una sana autoestima, 3ª edición, Editorial Desclée de Brouwer, S.A.
  • Wolpe, J. S. (1958). Psicoterapia por inhibición recíproca, Stanford, California
  • Wolpe, J. y Lazarus, A. (1966). Tecnicas de terapia de comportamiento.
Etiquetas: , , , , ,

CAPI. Clínica de Atención Psicológica Integral

Deja un comentario
noticias
Horarios CAPI
Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También pregunta por nuestro horario de las 7:00 am