Suicidio como una opción de alivio en los niños


niño sufriendo

La organización Mundial de la Salud, define al suicidio como consecuencia de  enfermedades mentales; principalmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales, constituyen importantes factores de riesgo de suicidio.

Las conductas suicidas ocurrirían como consecuencia en una situación en que la persona se siente angustiada, tales como el aislamiento social, la muerte de un ser querido, un trauma emocional, enfermedades físicas graves, el envejecimiento, el desempleo o los problemas económicos, los sentimientos de culpa y la dependencia de las drogas o el alcohol.

La Secretaría de Salud (Ssa) que el suicidio se ha agudizado con rapidez entre adolescentes y jóvenes en México, “y se constituye ya como una de las primeras causas de muerte” en el país. En un informe –que se turnó a comisiones–, la dependencia alertó que en las últimas tres décadas el suicidio creció aproximadamente 300 por ciento en el país y hoy se ubica en un promedio de cuatro casos por cada 100 mil habitantes, y que el mayor riesgo es para la población joven. También explicó que en ese periodo el índice de suicidios “ha crecido uno por cada 10 intentos y en muchas naciones ocupa el segundo lugar como causa de mortalidad entre adolescentes, por lo que dicha conducta representa un problema de salud pública a escala mundial”.

Es común que nos enfoquemos en adolecentes, pero, no podemos dejar a un lado el suicidio en adultos mayores,  sus duelos, su ganas de morir  incrementan con el paso de los días, ya que ellos piensan que ha sido suficiente, sus duelos son tan intensos por la pérdida laboral, perdida de la pareja, perdida de los amigos, que experimentan una melancolía en donde ya no saben qué es lo que han perdido.

Tampoco podemos dejar de mencionar a los niños, ¡podría parecer sorprendente!,  pero el suicidio como tal esta alcanzado ya a la población infantil.

Las conductas suicidas a menudo ocurrirían como ya lo mencionamos, como respuesta a una situación que la persona ve como abrumadora.

Se han mencionado diversos factores por los cuales un adolecente inclusive un adulto decide quitarse la vida, pero poco se habla de los motivos que tienen los niños, por ejemplo:

  • Factores biológicos,  por un daño neurológico que quizás proviene desde el nacimiento.
  • Factores emocionales, tales como depresión, ansiedad, estrés.
  • Factores sociales, los cuales se relacionan principalmente con la familia, escuela. Ya sea por separación de los padres, bullying, problemas de aprendizaje, temor al regaño o llamada de atención.
  • Y por último los factores electrónicos, como programas o videojuegos, en donde se reta al niño de una manera inconsciente a actuar de la misma manera que en dichos medios electrónicos, ya que tratan de imitar lo que se hace en ellos pensando de una manera omnipotente, es decir, imaginando que ha ellos no les sucederá absolutamente nada. Por ello, es importante que los padres vigilen lo que ven y juegan sus hijos.

Además, algo que en los últimos años ha aparecido como un elemento importante, es el maltrato, y abuso físico y sexual, lo que puede motivar que surjan las ideas e intentos suicidas.

¿Por qué los niños toman esta decisión?

Principalmente porque no se sienten seguros, con nada ni con nadie, todo para ellos es amenazante,   que quieren evitar eso que no tiene nombre pero que les hace sentir  un malestar constante y profundo, la muerte para ellos es una opción de alivio. Hay niños que no dimensionan las consecuencias de estos actos, por eso en la medida en la que aumenten los intentos, se incrementa el riesgo de que mueran.

Síntomas que podrían ayudarnos a identificar este acto son:

  • Retraimiento.
  • Tristeza constante.
  • Hablar continuamente acerca de la muerte o formas de morir.
  • Problemas frecuentes en la escuela.
  • Agresividad.
  • Malestar físico, cortadas en muñecas, tobillos.
  • Dar sus cosas preferidas tanto a sus amigos como ha familiares.
  • Desaliño personal.
  • Despedirse de todos.

Es por eso que como padre de familia, debemos estar atentos de la educación de nuestros hijos, no solo en lo académico, también en lo emocional. Escuchemos a nuestros hijos, identifiquemos sus necesidades.

Recordemos que en cada niño nace la humanidad.
Jacinto Benavente.  

 

Bibliografía:

1.- http://www.cucs.udg.mx/principal/noticias/archivo-de-noticias/el-suicidio-es-la-segunda-causa-de-muerte-en-m-xico
2.-  La Causa de los niños, Francoise Dolto, Paidos
3.- http://www.inegi.org.mx/inegi/default.aspx?s=est&c=11018

Etiquetas: , , , , ,

CAPI. Clínica de Atención Psicológica Integral

Deja un comentario
noticias
Horarios CAPI
Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También pregunta por nuestro horario de las 7:00 am