Capi Psicologos en DF

El arte de amar


familia completa en parque

El amor se busca en todos lados, de hecho el intento por amar se hace pero la mayoría de las veces se fracasa, en ese intento, la única manera de no fracasar es amar a los demás que hay a nuestro alrededor, pero teniendo en cuenta a la humildad como una de las bases a seguir y mezclándolo con otros valores tan importantes como la fe, y tratando de seguir con fuerza lo que deseamos, pero siempre y cuando, sea de manera responsable y disciplinada. Hay que recordar que el amor no tiene que ver con posesión, ya que la persona insegura es la que encadena y limita, puede ser con dulces palabras y halagos, pero al final el resultado es quitar la libertad, en cambio la persona que ama da libertad, tolerancia, es paciente con las debilidades y los errores, porque también amar es aceptación y respeto.

Muchas veces no sabemos cuántas personas son capaces realmente de amar o si nosotros somos capaces de hacerlo. Un día trabajando con una pareja salió la pregunta, ¿qué es amar?, fue una respuesta complicada de encontrar, sin embargo, algo que ayudo mucho fue acudir al famoso libro de Erich Fromm, El Arte de Amar, en donde encontré las siguientes premisas para reflexionar:

Para la mayoría de la gente el problema del amor consiste en ser amado, y no amar, no en la propia capacidad de amar. Para los hombres tener éxito consiste en ser tan poderoso y rico como lo permita el margen social de la propia posición. Por otro lado, para las mujeres consiste en ser atractivas y admiradas, ya sea por medio del cuidado del cuerpo, la ropa, el trabajo, los hijos, los estudios, las acciones de buena voluntad, etcétera.

Sin embargo, la mayoría de las personas sin importar género, tienen en mente como el problema principal, el ser amados y no al revés, el que ellos amen, de aquí la preocupación de cómo verse y lograr ser amados.

Las personas se equivocan al estar pendientes de ser amados, y la realidad es que en lo que debemos de fijarnos es en nosotros, ya que al estar al pendiente de solo ser amados, es el reflejo de los vacíos que se tienen y además, queremos hacer que otra persona los cubra, lo cual es complicado.

Para llegar a amar hay dos bases primordiales: el dominio de la teoría y el dominio de la práctica.

El alma es simplemente beneficiada por el amor, y tal vez por eso no se toma tan en cuenta, al no tener un beneficio material o de ser sobresaliente entre los demás.

Es por esta razón de que el hombre es influenciado por la sociedad materialista que lo rodea y le es tan difícil separarse de algo o individualizarse.

Un ejemplo sería cuando vemos a alguien sólo en algún lugar, ya sea en la calle, en el cine o en alguna plaza, lo primero que nos cuestionamos es: ¿Qué pasa con él? ¿Por qué está sólo? y tantas cosas similares, que para nosotros están mal o simplemente no las vemos normales, incluso, adjudicamos sentimiento de lástima y tristeza. Pero si nos ponemos a analizar bien esta situación, aquella persona que vemos sola, no necesariamente lo está por que no le queda de otra, sino tal vez es por elección, lo que significa que es un ser que es capaz de aceptar y reconocer su individualización y que no siempre necesita estar con más gente para sentirse bien consigo mismo y sentirse bien con su soledad.

No por el hecho de no estar con mucha gente quiere decir que seas una persona aislada de la vida, sino que se puede tener una intimidad con nuestro ser interno y sentirse a gusto con uno mismo, y sobre todo sin depender de compañía.

Muchas veces nos sentimos vacíos por la supuesta falta de amor que tenemos, y tratamos de olvidar o buscar una salida fácil a ese vacío, una de esas salidas falsas sería el tomar alcohol, tomando drogas, establecer relaciones codependientes haciendo cosas que solamente engañan a nuestro cuerpo o a nuestra mente, sin darnos cuenta que además de que no logramos nuestro objetivo, que es el de llenar ese vacío, nos hacemos un daño físico y psicológico. Al no ser controlado, esto se convierte en un ciclo o un tipo de rutina, mala al fin de cuentas y esto no se acaba hasta que dejemos lo material y nos adentremos al espíritu.

La gente cree que amar es fácil y que lo difícil es encontrar un objeto apropiado a amar. Si tomamos en cuenta que cada persona tiene una propia manera de pensar, de actuar, de sentir, de ser, etcétera, cuando hay un amor de pareja, ciertamente el amor de ambos se unen en una sola forma de amar, pero todo esto pasa sin que cada uno pierda su propia individualidad y forma de amar.

Cuando amamos tratamos de cambiar la forma de las personas o de moldearlas a nuestro gusto, y esto no es amar sino maltratar a esas personas. La persona que ama en realidad tiene una forma de pensar en la cual necesita por que ama y no ama por que necesita.

El amor es dar, no es quitarse algo o privarse de cosas, sino que es compartir esto se logra si la persona se conoce a sí misma y respeta su individualidad y la de los demás, aunque cuando lleguemos a conocer y respetar las individualidades de cada persona y la nuestra, entonces estaremos amando. Sabemos que el autoconocimiento es un proceso difícil, sin embargo no es imposible y si nos cuesta trabajo existen profesionales que nos ayudan a lograr el objetivo.

La persona que ama a otras personas se ama a sí misma de manera directa, y esto se refleja en sus actos, su forma de ser con las demás personas, su manera de vivir, y en otros aspectos que son sumamente notorios.

Erich Fromm menciona que “el amor es una actitud de carácter maduro que se da de diferentes maneras: el amor fraterno, el materno, el erótico el amor a uno mismo y el amor a Dios, siendo el último al que se le da más importancia”.

  • a) Amor fraternal: Es el sentido de la responsabilidad, cuidado, respeto, conocimiento con respecto a cualquier otro ser humano. Es amor entre iguales en medida que somos seres humanos.
  • b) Amor materno: El amor materno es una afirmación incondicional de la vida del niño y sus necesidades. Este amor presentados aspectos: el cuidado del niño y la responsabilidad para la conservación de su vida.
  • c) Amor erótico: A diferencia de los amores anteriores, éste es la unión completa con una única otra persona. El deseo sexual tiende a la fusión, el amor debe ser un acto voluntario.
  • d) Amor a sí mimo: Cualquier persona que es capaz de amar a los demás es capaz de amarse a sí mismo.
  • e) Amor a Dios: Surge la necesidad de superar la separación y lograr la unión. El amor a Dios tiene muchos aspectos y cualidades distintas. Dios representa el valor supremo, el bien más deseable.

El amar no es necesariamente la ausencia de problemas, el amor es un desafío constante. Por ejemplo una pareja que se ama tiene que pasar por esos conflictos, resolverlos y con eso reforzar el amor que existe entre ellos si no tal vez el amor sería mucho más frágil.

En el arte de amar se tiene como requisitos en primera instancia la disciplina, luego está la concentración, en tercer plano esta la paciencia, le sigue la preocupación y por último, y como complemento importante, la práctica.

Estos requisitos no se toman como temporales para poder amar, sino que son permanentes y constantes para que el proceso de amar no termine y además se mantenga.

Y teniendo todo lo anterior en cuenta, lo que nos queda es llevarlo todo a la práctica teniendo en cuenta nuestros conocimientos de uno mismo y solucionar los problemas en base a ese conocimiento interno y así deshacernos del egocentrismo para lograr amar realmente.

Todos debemos de ser personas humildes, razonables, siempre hay que tener fe y esperanza. Solamente teniendo fe en nosotros mismos no seremos dependientes de otras gentes y teniendo fe en uno mismo, se es capaz de poder ser fiel a las demás personas, y las personas que se tienen fe son las personas que ya no tienen que preocuparse por el futuro porque saben que es lo mismo que estar en su presente.

El tener fe no es nada fácil, todo requiere de esfuerzos como el coraje, capacidad de poder correr los riesgos necesarios, aceptar los dolores y las desilusiones.

Bibliografía:

  • Erich Fromm (1959). El Arte de Amar. Editorial Paidós
Etiquetas: , , , , ,

Psic. Marcela Cervantes Chávez

Psicoterapeuta de CAPI

Estudió en la Facultad de Psicología de la UNAM. Es pasante de Maestría en Psicoterapia de pareja y familia, en Instituto de Terapia Familiar, CENCALLI. Cuenta con diplomado en Trastornos de la Alimentación cursado en Monte Fénix y una Certificación nivel II en Psicoterapia asistida por equinos, avalado por EAGALA. Cursó un Diplomado en Enfermedades Psicosomáticas, en el Circulo Psicoanalítico, así como un Diplomado en Nutrición Biodirigida y otro en Homeopatía, ambos avalados por la Escuela Latinoamericana de Educación en Salud Integrativa.
Tiene experiencia laboral por más de 11 años como psicoterapeuta. Es psicoterapeuta de pareja y familia desde hace más de 5 años en el Centro de Atención Psicológica Integral, CAPI.

Deja un comentario
noticias
Horarios CAPI
Lunes a Domingo de 8:00 a 21:00 hrs. También pregunta por nuestro horario de las 7:00 am